Tres décadas del 061 en Mallorca


Que milenios No lo recordarás, y a los Gen Z les parecerá surrealista que hasta principios de los 90 en Palma, la imagen de un vehículo a toda velocidad por las calles y saludando a uno de sus ocupantes fuera habitual pañuelo blanco. ¿Que significaba eso? El traslado urgente de una mujer embarazada al hospital, un herido, un infarto… cuesta creerlo, pero las ambulancias no eran habituales ni en Baleares ni en España. Eran los conocidos en el jerga médica como las ‘tunas’, que sólo transportaban al enfermo al hospital, y las ‘lecheras’, los vehículos del pueblo medicos de emergencia de la PAC. Pero lo que tenemos hoy era ciencia ficción en aquel entonces.

Baleares no tenía red organizada de atención de urgencias médicas hasta 1992, cuando nació el SAMU 061 gracias al esfuerzo conjunto de Manel Castillo, entonces jefe de servicios básicos en Mallorca, y Pep Pomar, entonces subdirector técnico de la misma área. Era el tercer servicio de estas características que se creaba en el país, algo habitual en el resto de Europa pero no en España. Que Madrid y Barcelona fueron pionerasluego nuestra comunidad, que se inspiró en el modelo francés para dar forma al 061.

Ta140922001-17.jpg
María Dolores Riart, coordinadora médica y exgerente, Txema Álvarez, director médico del SAMU 061, y Eloy Villalba, gerente del servicio. FOTO: TERESA AYUGA

«Fue un acto de fe y de esperanza: fe porque creyeron en el proyecto y comenzó casi sin autorización; y esperanza porque por fin la población tuvo la oportunidad de ayudar en una situación trágica que podía ser fatal”, recuerda María Dolores Riart, exgerente del 061, actual coordinadora médica del servicio y una de las profesionales con más experiencia del equipo. .
“Como puedes imaginar, todo era muy primitivo en ese entonces. ensayo y fracaso. Aprendimos sobre la marcha. Piensa que el 061 consistía en un principio tres ambulancias medicas expulsado en Palma, Inca y Manacor; dos telefonistas en la oficina de coordinación y un portavoz que actuó como persona de contacto. No teníamos línea telefónica directa, no sabíamos cuándo llegaría”, recuerda María Dolores Riart.

READ:  Claves para emprender en IA y salud

llamadas y respuestas

Mucho ha cambiado desde entonces hasta ahora. 061 actualmente tiene 748 profesionales y 13 unidades de soporte vital avanzado (USVA) y 33 Soporte Vital Básico (USVB). El desarrollo es constante, al igual que la demanda. El primer año que llevan estadísticas de llamadas es 1997 cuando recibieron 144.423 llamadas, el año pasado fueron 668.835 llamadas y este año 2022 termina con superación 800.000 llamadas respondidas. Para el recuerdo del 061 queda el 19 de marzo de 2020 en lo peor de la pandemia cuando recibieron 26.000 llamadas en un día; Este verano, por ejemplo, promedió 2.200 por día.

Una de las primeras ambulancias 061, en los años 90.

Por lo tanto él número de incidentes también ha subido, un 28 por ciento desde 2019, justo antes de la pandemia. El tiempo medio de respuesta de un ictus Se tardan 60 minutos desde que se recibe la llamada hasta llegar al hospital, frente a unos 97 minutos en el resto de municipios. «Trabajar en el 061 es casi un descanso. Otro dato que llama la atención: el tiempo medio de reacción en un código de barras entre recibir la llamada y llegar al hospital 60 minutos en Baleares y unos 97 minutos en el resto de municipios; mientras que una unidad de soporte vital avanzado responde en 13 minutos y 36 segundos.

READ:  Impuestos impuestos – Salud Ediciones

“No es un trabajo lamer tus heridas después de un caso difícil o de un paciente que no ha superado una crisis. No tienes tiempo de recuperarte cuando llega la siguiente llamada o salida”, admite Eloy Villalba, gerente del Servei d’Atenció Mèdica Urgent de Balears SAMU 061. No duda en sentirse orgulloso “de un equipo que ya está una familia” y que ha pasado una prueba de fuego con la pandemia de la corona y sus oleadas posteriores.

El 061 atiende 14.000 llamadas al día relacionadas con el corona virus.
La Oficina de Coordinación del 061.

El 19 de septiembre, el SAMU 061 celebra tres décadas de trabajo con más medios técnicos y humanos y récord de convocatorias. Sin la capacitación constante del equipo y programas activos como ‘RCP en la escuela’, donde un total de 12.732 alumnos de las islas ya han recibido formación en RCP; o el programa ‘Alarma Escuela Baleares’proporcionar una formación sanitaria adecuada al personal de los centros educativos, proporcionando así una atención rápida y eficaz a los alumnos con patología crónica. Cuando dicen que “este equipo está hecho de otra madera” seguro que tienen razón.

La Unidad de Transporte Pediátrico de Baleares, un referente

Kay Boris Brandstrup forma parte de la Unidad de Transporte Pediátrico de Baleares (UTPB) desde sus inicios. Formado en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, se especializó en la unidad de cuidados intensivos pediátricos de Toledo y se incorporó al equipo de este servicio en 2005, que puede tratar y transferir bebés de 500 gramos a niños de 80 kilos. «Somos una ambulancia con equipamiento de última generación, decorada con juguetes y colores vivos para dar más alegría a nuestros pequeños pacientes y poder estabilizar al paciente en el sitiopara trasladarlo después, normalmente a Son Espases”, explica Brandstrup, que presume de que en 17 años de funcionamiento esta ambulancia nunca ha perdido a un menor en un traslado.

READ:  Primaprix, el supermercado 'outlet', da su primer beneficio tras crecer un 51% en 2021 | Compañías

La UTPB está formada por un equipo mixto cinco médicos intensivistas pediátricos, cinco enfermeros del SAMU 061 y otros tres del Hospital Son Espases. Trabajan las 24 horas del día, los 365 días del año. Hay una ambulancia en Palma, una en Menorca y un helicóptero en Eivissa. Solo hay cinco equipos similares en toda España: Cataluña y Castellón cuentan con ambulancia para niños y recién nacidos, mientras que las unidades de Valencia y Madrid solo transportan recién nacidos. “Estos equipos altamente especializados son muy habituales en el resto de Europa, pero lamentablemente en España no es así”, añade el pediatra.

PB140922008114.jpg
Kay Boris Brandstrup y Juan Quiñones frente al ambulatorio infantil. FOTO: PERE BOTA

El trabajo de esta UTPB comienza cuando reciben una llamada del 061; Tienes 30 minutos para estar operativo. Cuando comienza un turno, a menudo no saben cuándo terminará.
El récord es de 32 horas. Ocurrió el 24 de abril de 2018 cuando la UTPB de islas realizó este primer traslado aéreo nacional de un bebé de 14 meses, con oxigenación extracorpórea, que padecía afectación pulmonar severa. La operación se coordinó en dos fases: una primera en la que profesionales de Son Espases y 12 de Octubre sometieron al paciente a la técnica ECMO, y una segunda fase en la que fue trasladado a Madrid con la participación del Transporte Infantil de Baleares SAMU-061 , SUMMA 112 (Madrid) y el Ejército del Aire (UMAER).
Un trabajo bien hecho haciendo que los pediatras que quieran hacer su rotacion en esta unidad quieran tener una lista de espera de tres años.



Source link