Telepizza choca con sus franquiciados ante el boom de precios por la inflación


La relación entre Telepizza, la empresa española que opera bajo el paraguas multimarca de Marcas de entrega de comestibles, que suma Apache Pizza y Pizza Hut, con sus socios comerciales. La famosa cadena de comida rápida está capeando la subida de precios como puede con una estrategia señalada por sus franquiciados. Un grupo de ellos dice que se ahoga en estos aumentos sin poder replicar esos aumentos con la misma intensidad en el producto final. Así lo confirman varias fuentes. Asociación de Franquiciados de Telepizza (AFT)establecido en una adenda incluida en su marco de convivencia en 2019 y hasta ahora ignorada este año.

Estas voces destacan que así surgió el acuerdo entre la cadena y los franquiciados ajuste de precio ajustado al IPC de refrescos y alimentos, con un pequeño ajuste de menos un punto, y solo anualmente. “Ya hemos recibido varias actualizaciones de precios a lo largo del año, la más reciente en septiembre”, dijo un portavoz. Información, que añade que en el acuerdo de 2019 se prevé un aumento de la regalías.

Con todo desde la AFT, que ya acumula varios desencuentros con la empresa tras disputar el 2018 tratado internacional de fusiónexplique que la empresa les permite hacer ajustes al precio final y pasarlo al cliente, pero en límites mucho más definidos por temor a que un aumento excesivo provoque una caída de las ventas o una fuga de clientes hacia la competencia. Si no hay acuerdo, la única salida es “la resolución del contrato”, concluyen. Un portavoz de Telepizza no respondió a este medio al final del artículo.

Also Read :  Distribuyen drogas con negocios de golosinas

tienda telepizza

La disputa coincide con un cambio de estrategia por parte de la compañía, que ha mostrado un gran interés por las tiendas franquiciadas, como demuestra el anuncio del cierre de este último tipo de establecimiento por su marca Pizza Hut en España y Portugal. Mezclador SA, una de sus filiales, tuvo que bajar la persiana en 22 instalaciones. paralelo lo tiene Ejecución de un expediente de orden de trabajo (ERE) para 276 trabajadores. Antes de las negociaciones con los interlocutores sociales, la previsión de despidos era mayor, pero los sindicatos amenazado con contrarreportaje y logró reducir el número final de víctimas.

Also Read :  Desciende la valoración del estado de salud de los españoles por segundo año consecutivo

Con esta decisión, la agencia calificadora Moody´s interpretó en su último informe sobre la empresa que todo está relacionado con la espiral inflacionaria. “La compañía opera cada vez más sus tiendas como franquiciado en lugar de operarlas ella misma.. Este modelo de negocio de activos ligeros ayuda a mitigar la inflación de costos porque las tarifas que cobra a los franquiciados se basan en los ingresos”, dijo en su informe. Otro punto fuerte fue el modelo de negocio “verticalmente integrado”., con sus propias instalaciones de producción en masa y centros logísticos en Europa y América Latina. “Estas unidades ofrecen un servicio de entrega de productos varias veces por semana”, explican.

Un aumento general

Por su parte, la compañía ya ha reconocido abiertamente que busca un traspaso sus costos. El objetivo es dar prioridad a “preservar los márgenes”, como reconoció la compañía en agosto al presentar sus resultados semestrales, en los que explicaba que había aumentado sus ventas gracias al buen comportamiento de mercados estratégicos como el ibérico, pero no es suficiente para evitar los números rojos. Las pérdidas finales fueron de 21 millones, un 6,3% más que en el mismo período del año anterior.

Also Read :  Marketing de influencers | El valenciano Luis Soldevila, el mago tras las redes sociales

El aumento de precios se está sintiendo en todo el sector de la comida rápida, que aumenta los precios del menú o recorta las porciones para mantener el precio. Pero la primera estrategia gana, como lo demuestra una de las figuras más famosas de la industria: el índice big mac, que mide el precio de la hamburguesa más famosa de McDonald’s y que habría alcanzado el precio más alto de la última década. No es de extrañar que muchas empresas teman una caída del consumo y, en consecuencia, una caída de los beneficios en los próximos meses. como dice Domino’s Pizza.



Source link