Siete riesgos legales que deben afrontar los contratistas españoles al negociar y ejecutar proyectos internacionales


Son pocos los países del mundo donde no hay o no ha habido una empresa española realizando proyectos de construcción o infraestructuras. No se trata solo de grandes empresas, las medianas empresas también se atreven a la aventura de abordar proyectos en el exterior. Sin embargo, este camino no es fácil. Hay zonas del mundo donde, por su propia naturaleza, suponen riesgos legales para estas empresas.. Esto hace que en muchos casos necesiten el asesoramiento de expertos o despachos de abogados que les ayuden a trasladarse a estos países para que los contratos de construcción no se conviertan en una pesadilla.

Clyde & Co es una de esas empresas. El despacho de abogados tiene tres áreas principales de actividad: el mercado asegurador y reasegurador, el sector aeronáutico y los grandes proyectos de construcción, ingeniería y energía. Desde la compañía trabajan con muchas empresas que han recibido contratos en otros países, por lo que saben muy bien qué aspectos tener en cuenta a la hora de realizar un proyecto.

luis garciasocio responsable de la energía, proyecto y montaje en la oficina de Madrid de Clyde & Co, y Marina ArancónAsesores en Transacciones Internacionales y Contratos Comerciales Internacionales de la Firma, Repaso de siete de los principales riesgos a los que se enfrentan las empresas que trabajan en otros países.

El primero es el Elección de la ley aplicable. Este fue un tema que no recibió mucha atención antes, pero es importante. Tengo que acordar qué legislación se aplica -la del país donde se realiza el trabajo o la del país donde tiene su sede la empresa-.

Según Luis García, ambas partes podrían pensar que la las legislaciones de los respectivos países acaban siendo las que más les convienen. “Eso es infundado”, dice el abogado de Clyde, porque “a veces hay situaciones en las que la ley del otro país es más ventajosa que la tuya”. Este no es un tema trivial y las discusiones sobre este punto pueden durar meses. Este riesgo se mitiga con una Estudio minucioso de las leyes del país donde trabajará. El experto de Clyde recomienda que si las leyes de ambos países son similares y no se puede llegar a un acuerdo, es mejor recurrir a leyes neutrales.

Also Read :  El CEU organiza el evento internacional de innovación docente universitaria

Un segundo riesgo es el mecanismo de resolución de conflictos. “Los conflictos pueden surgir desde el inicio de la obra hasta su finalización”, explican los expertos del despacho. Estos conflictos suelen ser ser resuelta ya sea a través de arbitraje internacional o a través de los tribunales. Consideran desde Clyde que siempre es mejor acudir al arbitraje internacional porque es un mecanismo profesional de resolución de disputas, mientras que los tribunales tienen un conocimiento más limitado de algunas cuestiones. A pesar de la importancia del procedimiento de solución de diferencias Las cláusulas referentes a esto no suelen encontrarse en los contratos.

Oficina de Clyde & Co. (Foto: Clademont)

En tercer lugar, se debe considerar Limitación o Exclusión de Responsabilidad por Daños Consecuentes. Hay casos donde los problemas encontrados durante los trabajos, tales como B. el colapso de un puente sobre el que viaja un tren podría resultar en: a Cascada de reclamaciones de indemnización de personas que piensan que han perdido ingresos porque ya no venden sus productos porque no los pueden transportar.

este el riesgo es difícil de controlar incluso si está incluido en el contrato, ya que no se pueden prever las reclamaciones y su cuantía, ya que no se sabe hasta dónde pueden llegar. Los expertos de Clyde señalan que la mejor manera es mitigar este riesgo tratar de asegurarse de que la responsabilidad por daños emergentes no esté incluida en el contrato. El punto es que la empresa es responsable de lo que hace, no de las consecuencias. En caso de que no sea posible una exclusión de esta cláusula, trate de reducirlo tanto como sea posible.. Podría haber otra solución, que es contratar un seguro, pero esta solución es muy cara.

Also Read :  Mohamed VI apunta a una fase "crucial" para la "marroquinidad" del Sáhara en el aniversario de la Marcha Verde

Un cuarto riesgo a considerar es Límite Total de Responsabilidad. Luis García explica que siempre Debe quedar muy claro hasta dónde se extiende la responsabilidad de la empresa. Lo ideal es que no supere el 15%-20% del valor de la obra. Hay que tener en cuenta que asumir la responsabilidad en caso de mala vinculación puede resultar no solo en ganancias, sino incluso en pérdidas.

Otro riesgo al que se enfrentan las empresas que realizan obras de construcción en otros países es endosos. Este es un riesgo puramente financiero. Los contratos vinculados a garantías aseguran el cumplimiento por parte de la empresa de sus obligaciones contractuales. Los expertos de Clyde llaman la atención sobre esto estas garantías son ejecutables a primer requerimiento. La empresa contratante o la administración que adjudicó un trabajo podrá hacer valer la garantía sin que la Compañía tenga que justificar ningún incumplimiento. El riesgo, explican los abogados de Clyde, es “inmenso” porque una garantía resultará en daños económicamente y también de reputaciónya que el hecho de que se haya ejecutado una fianza es una mancha en el historial de la empresa.

Los agentes comerciales buscan oportunidades de negocio en los países objetivo. (Foto: E&J)

Sexto, debemos referirnos a los agentes comerciales, Profesionales en busca de oportunidades de negocio en los países de destino. “Son útiles”, aseguran de Clyde; Pero también recuerdan que les gusta aparecer involucrados en casos de corrupción en relación con contratos de construcción en otros países. Hay países donde es imperativo que haya un agente dentro del propio país y se convierten en personas altamente protegidas.. Luis García recomienda revisar cómo se regula la figura del agente comercial y dejar muy claro en el contrato lo que puede y no puede hacer en nombre de la empresa, ya que puede haber decisiones de estos profesionales que vinculen a la empresa.

Also Read :  Los crecientes costos de operar un negocio en Singapur superan a los de Hong Kong

Un último riesgo que apuntan Luis García y Marina Arancón es este Falta de comprensión profunda del contrato. por el lado de la empresa. Reiteran que pocas personas en las empresas leen el contrato completo y hay una tendencia a estudiar los informes.

Aparte de los riesgos que pueden surgir al celebrar contratos de construcción en otros países, los expertos de Clyde conceden la misma importancia Requisitos que se deben cumplir para tener éxito en las diferentes fases del ciclo de vida del proyecto: Licitación, negociación de contratos y vicisitudes en la ejecución.

Marina Arancón agradece que sea muy importante Manténgase actualizado con las últimas regulaciones de la industria. Además, debe tener uno Abogado con perfil y experiencia internacionalasí como con abogados y expertos locales que tengan experiencia y agilidad con las instalaciones e instituciones públicas. Este experto asegura que es necesario desarrollar una buena gestión de contratos y un análisis previo, lo que redunda en mayores beneficios.

Según este experto, hay que conocer bien el país en el que se quiere trabajar. Sobre este aspecto, señala que hay empresas a las que les gusta ir a jurisdicciones “exóticas”, pero donde es muy difícil hacer las cosas.



Source link