Salud realizó el año pasado más de 8 millones de atenciones, recuperando gran parte de su actividad pese al impacto de la pandemia


El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ha realizado más de 8 millones de visitas en el último año, recuperando gran parte de su actividad habitual a pesar del impacto de la pandemia. Así se desprende de los datos clave del informe 2021 presentado esta tarde al Consejo de Salud de Navarra.

De hecho, el importante esfuerzo económico y organizativo de la red de atención primaria y hospitalaria, junto al Instituto de Salud Pública y Medicina del Trabajo y los Centros de Salud Mental, han permitido gestionar la COVID-29, que provocó cinco oleadas entre enero y diciembre , además de un proceso de vacunación masiva nunca antes conocido, con más de un millón de dosis administradas durante este periodo- con la recuperación de gran parte de la actividad normal del sistema sanitario público de Navarra, cuyos principales indicadores habían sufrido un importante descenso en el año anterior, 2020, un año marcado por los datos de 2021 se ha superado con creces y ya se acerca a la prepandemia.

De hecho, sin alcanzar en todos los casos los niveles de 2019 o de años anteriores, las principales magnitudes confirman esta clara tendencia de recuperación y en algunos casos incluso de aumento. A pesar de que el impacto de la pandemia seguía siendo muy importante en 2021, los centros de salud superaron los 6 millones de consultas en varios niveles, produciéndose también una recuperación progresiva.

El número de ingresos hospitalarios (51.740 con las estancias asociadas) aumenta en los hospitales, el número total de consultas iniciales y controles a 836.793 y el número de las exploraciones complementarias más relevantes (208.864) y cirugías (46.981). Las consultas médicas de día (crónicos, oncológicos, hemodiálisis, etc.) atendieron a 116.789 casi 20.000 pacientes diferentes. En cuanto a la red de salud mental, sus centros brindaron 151.854 tratamientos, a los que se sumaron 23.886 consultas diurnas, entre otros.

También hay otros dos datos de urgencias: las 227.221 urgencias hospitalarias y las extrahospitalarias 420.187, es decir, un total de 647.408.

Also Read :  El departamento de Salud de Dénia, volcado con el Alzheimer

Esta estadística da una idea general del volumen de actividad y trabajo del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea en sus tres hospitales, 57 centros de salud, 237 clínicas, once centros de salud sexual y reproductiva y otros tantos centros de salud mental, cuya red también ha experimentado esta Doble Realidad COVID-19 y no COVID-19 por el impacto emocional y mental de la pandemia.

Otro dato importante de la dimensión del reto que ha presentado el SNS-O y sus profesionales durante el último año es el continuo aumento del número de personas con derecho a la sanidad pública, que ha pasado de 637.683 en 2018 a 653.395 a final de año. en 2021, según este informe, además del impacto del progresivo envejecimiento de la población. En 2022 han seguido creciendo, en parte por el impacto de la crisis humanitaria de la guerra de Ucrania, que ha hecho que un millar de personas hayan sido acogidas con su nuevo TIS, además del impacto cualitativo del progresivo envejecimiento de la población.

Tal y como se explica en el informe, “El año 2021, como 2020, también ha sido muy complicado para todas las organizaciones sanitarias. Las diversas oleadas de COVID-19 continuaron impactando todas las actividades de salud, tanto de atención primaria como especializada”, enfatiza. La diferencia esencial en este ámbito radica “en la disponibilidad de vacunas y la voluntad de distribuirlas lo más rápido posible, lo que exigió un gran esfuerzo organizativo que permitió alcanzar índices de vacunación de la población difíciles de mejorar”, se afirma indicado.

“Al mismo tiempo -agrega el texto- se han realizado importantes esfuerzos para restablecer los programas y actividades de salud que habían sido interrumpidos por la pandemia. Gracias a este triple esfuerzo del SNS-O y de todos sus profesionales superamos los retos que se plantean día a día y que exigen una continua adaptación de toda la organización”, explica el texto elaborado por el SNS-O, cuyo director gerente, Gregorio Achútegui, fue el encargado de presentar y comparar la evolución de los distintos indicadores con miras al 2020.

Also Read :  Consejos para vencer al insomnio

Un año que todavía está muy marcado por el COVID-19 en dos sentidos

En el pasado año, como en gran parte del actual, el factor COVID-19 siguió siendo determinante tanto en la atención como en la prevención y vacunación. Eso sin olvidar las pérdidas entre los trabajadores de la salud, los afectados y la población en general. Los datos de COVID-19 en Navarra en 2021 reflejan 44.561 casos confirmados con 594 fallecidos. Hubo 2.507 pacientes hospitalizados, 347 de los cuales estuvieron en cuidados intensivos en algún momento. Vacunación precoz de personas en residencias de mayores, profesionales sanitarios y sociosanitarios de residencias de mayores y de cuidados críticos, trabajadores sanitarios y sociales y personas consideradas en estado crítico dependiente, y vacunación posterior por edad a partir de la persona de mayor edad y descendiendo por grupos de edad contenidos la transmisión en las dos primeras ondas. La tercera ola, con una transmisión más fuerte en los jóvenes, condujo a la vacunación temprana de los jóvenes. La cuarta ola, en la que se vacunaron la mayoría de los jóvenes, afectó a más niños y niñas con un comportamiento similar al de la tercera. La quinta oleada con la variante Ómicron llegó sin haber completado la cuarta y en el momento de la vacunación de los mayores de 5 años. Esta última oleada se caracteriza por una mayor permeabilidad pero con un porcentaje mucho menor de afectación hospitalaria.

Participación de todo el departamento, el gobierno, el público y la salud en el lugar de trabajo

Tanto el Ministro Santos Induráin como el Director General Carlos Artundo han valorado el involucramiento de todo el Ministerio de Salud, incluido el Instituto de Salud Pública y Salud Ocupacional (cuyo informe también fue presentado por Marian Nuin, su directora ejecutiva) en relación a la pandemia (epidemiología y enfermedades transmisibles), sino también en otras áreas de su actividad habitual (promoción de la salud, salud ambiental, seguridad alimentaria, cribado de diversos tipos de cáncer, etc.) así como en colaboración interdepartamental, interinstitucional y también con sociedades científicas locales, representantes de los sindicatos y el mundo del trabajo, y la sociedad civil. Esta filosofía de hacer frente a la pandemia pero protegiendo al máximo su impacto en las actividades habituales y líneas estratégicas ha sido una prioridad desde el primer momento en que las circunstancias han propiciado un ajuste; y una apuesta para el actual año 2022, para el que no hay datos estadísticos cerrados, así como para el próximo año 2023, que se está planificando, como también se reveló en la reunión.

Also Read :  La Separ y la SENP proponen 4 medidas para frenar la incidencia del virus respiratorio sincitial (VRS) en niños

Estudio de seroprevalencia, plan de atención primaria y vacunación en otoño

En la misma sesión, los representantes sanitarios y sociales recibieron un panorama de la situación epidemiológica y sanitaria actual; sobre los pilares de la nueva campaña de vacunación de otoño y el estado de desarrollo del plan de atención primaria, sin olvidar los datos del estudio de seroprevalencia actual y referencial, entre otros temas.

El Consejo de Salud de Navarra es un órgano consultivo de representación y participación, integrado, entre otros, por el Ministro de Sanidad, el Director General, el Secretario Técnico, el Gerente del SNS-O, la Dirección de Atención Sanitaria a los Pacientes, el el Director de Atención Primaria y del Instituto de Salud Pública y Medicina del Trabajo y los directores de las Áreas de Salud de Estella-Lizarra y del Área de Salud de Tudela en representación del SNS-O y del Departamento.

Asimismo, la Confederación Empresarial de Navarra (CEN), la Confederación de Municipios y Diputaciones y representantes de los colegios oficiales de las profesiones médicas, farmacia, fisioterapia, terapia ocupacional, enfermería, odontología, nutrición, podología, veterinaria, trabajo social y psicología, entre otros. También asistieron representantes sindicales y de la asociación de consumidores y usuarios de Irache, junto con otros actores del sector salud y social.





Source link