Rabia y resignación por la cancelación a última hora de Quevedo en el festival del BEC


Miles de adolescentes que encuentran en el reguetón “pura motivación” tuvieron que conformarse con los demás artistas del cartel, entre los que destacaba la californiana Becky G.

“¡No puede ser!” Esa fue la frase que más se repitió en el BEC justo antes del inicio del festival de trap y reguetón Distrito Urbano, cuando el organizador del evento anunció en unos carteles que el artista principal, Quevedo, no estaría presente por motivos de salud. Los miles de adolescentes que se dieron cita en el recinto de Barakaldo se quedaron sin el éxito internacional ‘Quédate’, considerada la canción del verano y una de las más escuchadas del mundo en Spotify.

La ausencia de este joven canario de apenas 20 años, uno de los artistas del momento, fue como un jarro de agua fría para todos los presentes en el Bizkaia Arena, que conocieron la noticia cuando se abrieron las puertas del recinto abrió unos minutos antes del inicio del show con las canciones de EIX, cantante y compositora de música urbana de Puerto Rico, quien abrió el cartel. “¡Esto es una advertencia! Todos estamos aquí por Quevedo. Al final veremos el resto, pero es un trabajo de verdad”, afirma Endika Santamaría. Junto a él, Sergio Alonso también se mostró indignado y, pese a hacer cola para entrar al recinto, aseguró que pediría la devolución de la entrada, por la que algunos pagarían hasta 90 euros.

READ:  “Está mal robar tiempo y salud a tu pareja”

Tal fue el caso de dos amigas bilbaínas, Aintzane Romero y Beatriz Espino, que juntaron sus ahorros para ver de cerca a los artistas y a quienes este editor avisó de su notoria ausencia a escasos metros de la puerta principal. – ¿De verdad?- Dijeron al mismo tiempo. «Nos dejáis de piedra. Teníamos muchas ganas de escucharlo, aunque por suerte también amamos a Becky G».

La cantante estadounidense, famosa por temas como “Sin pijama” o “Mayores”, también figuraba en la lista de favoritos de los presentes en Barakaldo, al igual que Cheyenne Martín, una estudiante de magisterio de Miranda de Ebro de 20 años que estaba en se erigía el festival con una pancarta con el nombre artístico de la californiana a la que había visto dos veces antes en Madrid. “Me encanta cómo canta y cómo se mueve”, dijo entre risas junto a Virginia, su madre, con la que ha asistido a varios conciertos y con la que hacía cola a las 12:30 horas en Bizkaia. El primero.

READ:  ¿Qué fue de ‘Los del Río’, grupo español que se volvió famoso al cantar ‘La Macarena’? ATMP NTLR

Colas para entrar en el BEC tras conocerse la noticia de la baja de Quevedo. /

páncreas nieto

“Esta vez solo vine como conductora, no me quedó de otra”, dijo, antes de señalar que su reguetón suena “horrible”. “Las letras son en su mayoría sexistas y tienes que transmitirles a los chicos que son buenas personas”. Lo mismo pensó Yajaira Aude, procedente de Leioa para acompañar a su única hija Ysabella, de 11 años, y a varias de sus amigas, entre ellas Ainhoa ​​Izquierdo, que no ocultó sus nervios antes de acudir a su primer concierto.

permisos

Todos los menores de 16 años que se dieron cita en el Bizkaia Arena, que eran muchos, tenían otra preocupación antes de entrar en el recinto, y era que no había ningún problema con los permisos que les firmaban sus padres y les entregaban su DNI con la fotocopia. “Nos preocupa un poco”, dijeron Virginia Sánchez y Paula Fernández. A los 16, un año mayor que ella, entraron con más tranquilidad Ioritz Andrés y Javier Fonseca, vecinos de Barakaldo, que ya necesitaban este documento y conocían sólo unas canciones del ausente Quevedo, «el resto no tenemos ni idea». .

Además de enfadarse por no poder ver al artista canario, todos los jóvenes que asistieron al Urban District Festival también fueron unánimes en explicar por qué éste fue tan criticado por muchos pero vendió tan bien que la música les había pillado. “Es pura motivación. Es con quien festejamos, bailamos y lo pasamos bien. Somos conscientes de que la letra es poco instructiva, pero podemos distinguir qué es una canción y qué no”, aseguran las bilbaínas Alazne Rodríguez, Sandra Luna, Maitane Ingunza, Naiara Ridruejo y Janire Rodríguez, una de las primeras del Ciclo. , junto a una cuadrilla de Portugalete y Santurtzi, integrada por Naroa Monedero, Alazne Aires, Noelia Rosillo, Leire Alonso y Lander Dueñas.

Desde Vitoria llegaron Maider Sánchez, Olatz Menéndez y Silvia Alonso, que hablaban con otro grupo de jóvenes, en este caso de Pamplona: Endika Fernández, Carol Martínez, Esther Cardoso, Patri Bilbao y Ander Toro. Todos ellos de entre 18 y 20 años, la edad media de los niños que fueron dueños del Bizkaia Arena.



Source link