Operación Chacal: Rotela sigue en el negocio desde la cárcel y con guardiacárceles a su servicio – Policiales


el fiscal de Unidad especial para combatir el narcotráfico, isaac ferreirapresentó su recurso final el 9 de septiembre, solicitando al Juez de Garantías Penales contra la Delincuencia Organizada Lici Teresita Sánchezque la cosa en la que el líder de la Clan Rotela negociarse oral y públicamente.

Es sobre Armando Javier Rotela (40); Vicente Ignacio Chase Lauseker (38)alias peko o pequeñasu pareja Carmen Carolina Ortíz Figueredo (30); Christian Mario Martínez Medina (28); La novela de Juan Javier Roda (38)alias picolisu pareja Juana Isabel Cabrera González (34)alias chila; Fredy Magdaleno Pérez Montiel (30); Carlos Damián Fernández González (30)alias Tingui; Y Ronald Herminio Cantero Ibáñez (32), encarcelado en el Operación Chacal.

Ferreira imputó a los Nueve de los delitos de tenencia y venta de drogas peligrosas, asociación delictuosa, riesgo colectivo y violación de la ley de armas, que fueron juzgados en los tribunales antes de que existieran pruebas suficientes de que formaban parte del ‘Clan Rotela’. .

También se ocupan de la adquisición, almacenamiento, distribución y comercialización de estupefacientes para el Ministerio Público y operan desde Asunción y el departamento central. En cuanto a Armando Rotela, seguiría operando desde allí Penitenciaría de Tacumbúdonde cumple su condena.

Rotela sigue funcionando y con apoyo de guardias penitenciarios

la llamada Operación Chacal, comenzó a interceptar llamadas telefónicas en enero de 2021 que previamente habían sido aprobadas por la corte. Los procedimientos fueron realizados por el servicio secreto. Unidad de Control de Drogas de Oficial de policíaa través de la cual se obtuvo información relevante sobre las funciones y miembros de la organización criminal.

Entonces eso se supo Armando Javier Rotela, es el elemento principal de la logística del grupo ya que es líder. Se tiene información de que “seguiría operando de manera continua con el tráfico y comercialización de sustancias tanto dentro como fuera del penal”.

Así también pudo obtener información de que “daría la colaboración de los guardias o funcionarios penitenciarios que facilitarían la introducción de sustancias por parte de terceros en lugares previamente acordados”, además los guardias también cooperarían en la introducción de armas de fuego. y sus municiones en beneficio del cambio

Incluso los guardias penitenciarios recibieron instrucciones de Rotela de no registrar en los libros las fechas de ciertas visitas que él y los demás miembros de la estructura recibían.

READ:  la salud como derecho y no como negocio

intermediario y confidente

Los otros miembros del clan han sido identificados como Vicente Chase Lausekerconsiderado uno de los principales intermediarios de los proveedores de droga, quienes transportaban la sustancia en vehículos modificados para ocultarla bajo la modalidad de “doble fondo”.

Por otro lado, es Juan Xavier Rodas, considerado el brazo derecho y confidente de Armando Rotela; Además, según la liquidación fiscal, ambos han realizado la regularización económica. Además, se encargaba de revisar, controlar y confirmar la correcta distribución de las telas a otros proveedores de la zona.

Rodas también se habría encargado de la venta al por menor de las sustancias, operando en conjunto con su secretaria desde lo que se conoce como San Felipe en la colonia Ricardo Brugada. Carlos Damián Fernándeztambién conocido como Tingui.

Armando Rotela delegó en sus caudillos Chase y Rodas la recepción de sustancias, presuntamente de Bolivia, que luego fueron depositadas en puntos de acopio. barrio obrero Y taco de zeballoAlas que llaman “rotas” para su posterior distribución.

En todas sus operaciones, Vicente Chase contó con el apoyo de su pareja sentimental, carmen ortiz figueredo, con quienes vivían en la casa de la colonia Obrero, que a su vez servía de depósito. Siempre lo acompañaba para evitar sospechas y eludir controles en el camino. Igualmente, Juana CabreraSocio de Rodas que recibió el dinero de las ventas y administraba la casa en Zeballos Cue con su concubina.

Caída de un guardia penitenciario con drogas que quería ir a prisión

El 2 de septiembre, a la espera de la plena identificación de algunos integrantes y la sospecha de sus actividades, agentes de Antinarcóticos montaban guardia frente a la vivienda del barrio Obrero de donde partieron Vicente Chase y su pareja, Carmen Ortiz, como copiloto y chofer, respectivamente, en un Toyota. Coche espacial. Chase sostenía una mochila negra.

El vehículo fue rastreado hasta los Estados Unidos y Projected 4th Street, donde el Toyota Spacio se detuvo y Chase salió, luego se subió a una camioneta Kia Sportage. Minutos después volvió a bajar.

READ:  Estos negocios siguen en alza y prometen cerrar el ao con un crecimiento de dos dgitos

Al iniciar el recorrido, los agentes antidrogas siguieron la camioneta Kia y la interceptaron entre Parpití y Manuel Ortiz Guerrero. Allí fue identificado el conductor Cristián Mario Martínez Medina, Agente de Tacumbú. En su poder se encontró la mochila que contenía 2 kilos de cocaína y otros 2 kilos de crack.

De esta forma, Martínez fue identificado como logístico y responsable del traslado e importación de las sustancias ilícitas solicitadas por el líder de la banda criminal.

Esto derivó en una comunicación telefónica entre Armando Rotela y Juan Rodas, en la que el dirigente le pidió a su operador que se comunique con Chase y le indique que se deshaga de su celular y también que esconda por un tiempo en circuitos cerrados el vehículo utilizado para la entrega.

Garante y buque insignia

El clan Rotela también estuvo en las calles Fredy Magdaleno Pérez Montiel, que, además de comercializar estupefacientes en tiendas minoristas, también sería un “garante” si los integrantes de la organización pretendieran alquilar casas para utilizarlas como punto de recolección. Así se mantuvo la quebrada del barrio Obrero y Zeballos Cue.

Por otro lado, también estuvo en acción. Ronald Herminio Cantero Ibáñez presunto testaferro del clan que se encargaría de arrendar los streams.

En cuanto a todo el capital generado como beneficio de la comercialización de las sustancias, se cree que fue enviado a dos personas con los alias previa aprobación de Rotela “tonio” Y “Moisés”lo cual no se puede descartar que sean seudónimos para designar a sus proveedores de drogas o testaferros.

Rotela también tiene asesinos disponibles

A través de los elementos recabados en el proceso investigativo se pudo determinar que Armando Rotela tiene el control de un grupo de hombres que actúan como presuntos “asesinos” quienes, según la fiscalía, actúan no solo a cambio de un beneficio económico, sino también por su lealtad hacia el líder del clan y los miembros de la organización.

La breve información de que durante el período en que se realizaron las escuchas telefónicas se pudieron identificar varios planes de ejecución de terceros ordenados por Armando Rotela, pero no se proporcionó mayor información para llevar a cabo la identificación de los objetivos. En algunas conversaciones se hacía referencia a una persona específica “Gordo” ya asi “Travuko”.

READ:  Tom Hanks publicará su primera novela sobre el negocio del cine y la realización de una película

Días después se recibió una comunicación informando a Rotela que una de las tareas había sido cumplida, pero el cargo permanecía oculto a la espera de la culminación del otro mandato.

Días después, una de las presuntas víctimas fue encontrada en la zona de Ypané e identificada Édgar Eduardo Cardozo Salgueiro, al que se referían como “Gordo”. Entonces el ataque contra Bernardo Martínez Salgueiroalias “Larizzita”, pariente de Edgar Eduardo. En este hecho también resultaron heridas la madre y la hermana de Bernardo.

Clan Rotela preparó otro ataque

Durante la interceptación también se registraron instrucciones de Armando Rotela para un acto de matar, siendo el objetivo una persona con el alias “tutico”Residente de la zona baja del distrito sajón de Asunción.

El audio en cuestión se relaciona con que Rotela menciona que el tipo -por Tutiko- ha mantenido la boca cerrada en Facebook por su amigo Beto, por lo que le enviará el mensaje “que es un” mbarakaja’i (referencia de fuego). y agrega que el tipo tiene una 32 y una 765 (ambas referencias a un arma), a lo que su interlocutor le dice que abrirán fuego sin decir palabra”.

Para este ataque, el presunto autor debía estar acompañado por terceros identificados como un alias michialias peligroalias Chanchí, Maldonado, Quintana Y paja. Para este ataque, el líder de la organización sugirió equiparlos con escopetas y movilizarlos en motos para asegurar su objetivo.

Sin embargo, según la siguiente secuencia de audio, se conoció a cuatro personas que fueron detenidas en la zona de Sajonia, área de responsabilidad de la comisaría 24 Asunción, por perturbar la tranquilidad pública, es decir, disparar un arma de fuego. , quienes fueron identificados como : Roberto Carlos Figueredo Coronel, Miguel Ángel Sanabria Media, Julio César Romero y Jesús Francisco López Domínguez.



Source link