No vendía ningún sándwich en todo el día, pero recibió el apoyo de las redes y su negocio se volvió un éxito | Argentina | VIRALES

Un comerciante de sándwiches de milanesa vivía una situación dramática, pues había días que no podía vender nada. Afortunadamente, el señor Víctor Gutiérrez, de Neuquén, Argentina, recibió el apoyo de las redes sociales y su esfuerzo terminó siendo un rotundo éxito.

Todo comenzó cuando una joven usó su cuenta de Twitter para dar a conocer el caso del adulto mayor. “Hay un abuelo en Entre Ríos y 9 de Julio que tiene un restaurante y no vende nada. Hazte un favor y cómprale medio metro de sándwiches de milanesa por $2000 ($11)escribió la mujer, conocida como @MariSoriano5.

La publicación se viralizó con más de 10.000 retuits y, en pocas horas, el negocio del “abuelo”, como lo bautizaron en la red social, se vio desbordado por las solicitudes de los clientes.

Also Read :  Autoridades de Ciencia y Tecnología argentina se reúnen en la Antártida

“Venderé sándwiches de vez en cuando. Un día, a veces. Para hoy ordenaron 50 y tuve que poner un límite porque no podía seguir. Estoy muy agradecida por tener un trabajo y por las muestras de amor que me han dado”dijo el hombre en una conversación con Todo Noticias.

“Nunca he tenido un éxito como el de hoy”

Don Víctor tiene 67 años, es padre de dos hijos y cuatro nietos y desde hace 45 años se dedica a su pasión: la gastronomía.

Also Read :  Comercial Repollés, tres generaciones de tenderos y 68 años dando servicio en Utrillas

“Tengo mi propio restaurante con 20 empleados y me han fundado”dar una garantía “Nunca he tenido un éxito como el de hoy”.

Tras jubilarse y darse cuenta de que la pensión no le alcanza “para nada”, el adulto mayor utiliza su tiempo libre para trabajar. Entonces montó un pequeño negocio callejero en la calle Entre Ríos 720.

Además del famoso bocadillo de medio metro, que da de comer a “cuatro o cinco personas”, Don Víctor prepara raciones “XXL” de milanesa napolitana, hamburguesas “familiares”, “hamburpizza” y empanadas fritas.

Foto: @MariSoriano5

Foto: @MariSoriano5

Negocios como en los viejos tiempos

Todos sus productos son caseros, no hace envíos y no usa WhatsApp. Su negocio funciona como en los viejos tiempos: entrega local y pedidos por teléfono. A pesar de su éxito, el distribuidor no subió el precio.

Also Read :  Los famosos despiden a Carlitos Balá

“Como se está haciendo todo en este momento, se han tomado algunos pedidos y luego no podemos tomar más. Por eso nos disculpamos. Si no contestas la llamada es porque no tienes stock y estás trabajando en la entrega del pedido”escribió el hijo del hombre en Facebook.

A pesar de las muchas solicitudes, don Víctor está feliz de tener trabajo y no deja de agradecer este milagro que sucedió gracias a las redes sociales. “Pasé de no vender nada a pedir ayuda”bromear

Foto: @MariSoriano5

Foto: @MariSoriano5

Source

Leave a Reply

Your email address will not be published.