Los vecinos instan a solucionar ya el problema del ascensor del centro de salud Centro, donde no caben camillas o sillas de rueda mecanizadas


Los vecinos comunican a las autoridades sanitarias y de seguridad competentes la situación del ascensor del centro de salud Teruel Centro si no se soluciona el problema, ya que es pequeño y no apto para camillas, sillas de ruedas mecánicas o cochecitos dobles. Así lo ha advertido el presidente de la Junta de Vecinos de Teruel, Pepe Polo, tras preguntar al respecto a la Consejería de Salud de Aragón, en la que también ha destacado la urgencia de un concurso para equipar los nuevos hospitales de Teruel y Alcañiz.

Polo no se mostró satisfecho con la última reunión de la Consejería de Salud de Aragón, donde planteó estas dos cuestiones, además de su interés por el plazo de finalización de las obras de los nuevos hospitales, ya que el movimiento asociativo barrial no está seguro de que lo hagan. Estará a finales del año que viene, tal y como prometió el Departamento de Salud del Gobierno de Aragón.

El representante de las juntas de vecinos, tal y como denuncian desde hace años, insiste en que el ascensor del centro de salud de Teruel Centro “está mal y en mal estado, por mucho que le hayan dado un lavado de cara” y requiere una alternativa inmediata.

Also Read :  Tres décadas del 061 en Mallorca

Ha hecho estas declaraciones después de que la Consejería de Sanidad de Aragón preguntara por el asunto, que recordó era una “reclamación histórica” ​​y en su momento se recogieron numerosas firmas para que la planta baja del edificio pasara a manos del Ministerio de Sanidad a través de un canje. con el INSS en el Transferrat.

Polo señaló que esto permitiría que el ascensor Glorieta del piso menos uno viajara al piso cero y al resto de los pisos del edificio. Aseguró que las instalaciones del centro de salud se rebajarán a la planta baja y que es momento de realizar esta reforma ya que “la que se utiliza para comunicarse con el centro de salud está obsoleta y no cumple con las condiciones técnicas sanitarias”.

Señaló que recientemente “hubo que bajar a un paciente entre dos personas porque una camilla no subía ni bajaba las escaleras”. Polo, que representa a la Junta de Vecinos en la Consejería de Salud de Aragón, indicó que en la respuesta que le dieron no aclararon si la planta baja había sido alquilada o cedida por el INSS.

“Dijimos que o se va a mover este con el nuevo ascensor, o le dijimos al consejero que el ascensor va a ser denunciado porque no cumple con los requisitos de un centro de salud”, dijo Polo, quien se prepara para ingresar a la Glorieta. recordó que hay un nuevo ascensor en el que se sube a una camilla “para ahorrarse doce pasos” y cuando se inauguró le prometieron que le pedirían que pudiera llegar a otros pisos, pero el problema es que no podía pasar por cero por lo que no gozaba de buena salud.

Also Read :  Cuando la música inunda hospitales y residencias: "La emoción es enorme"

El representante vecinal explicó que si este problema no se resuelve en un tiempo razonable, se informará a las autoridades competentes de la situación, tanto en materia de salubridad e higiene como en materia de arquitectura, dado el ascensor que conecta todo el edificio, “doce no trabajar para acomodar a la salud o permitir que un paciente sea bajado a una camilla o a una silla para sentarse”.

Respecto a los nuevos hospitales, Polo preguntó por las fechas de finalización de ambos, así como del equipamiento. En ambos casos, la consultora respondió que se espera que la obra esté terminada a fines del próximo año. En el caso de Teruel le explicaron que tienen unas prestaciones de 54 millones y en Alcañiz de 32 millones.

Also Read :  El 73% de los españoles es usuario, un 18% más que hace un año, y casi un tercio escucha audiolibros

“Nuestro argumento es que si se ha ejecutado el 60% en tres años, no creemos que sea factible ejecutar el 40% restante a fines del próximo año”, dijo Polo.

Por otro lado, convocó a licitar la tramitación preliminar de equipamiento hospitalario, lo que permitiría completar todo el proceso burocrático durante el próximo año “para resolver esta licitación en enero de 2024”. La respuesta, dijo Polo, fue que el departamento necesita examinar el próximo año porque la transferencia se hará en fases, “y necesitan evaluar todo el material del antiguo hospital que va al nuevo”.

Por otro lado, Polo señaló que se informó en el cabildo que la DGA compraría los aceleradores del Clínico (1), el Servet (2) y el San Jorge de Huesca (1) con fondos europeos, y así sucesivamente. Teruel contará posteriormente con fondos propios adquiridos ya que los plazos de justificación ante la UE aún no han expirado. Asimismo, indicó que han sido informados de la ampliación del Centro de Salud de Calamocha en las dependencias municipales, cuyo proyecto se encuentra en elaboración.



Source link