Los problemas alimenticios afectan la salud sexual

Los problemas de conducta alimentaria son cada vez más comunes, datos de un estudio de la Universidad de Northumbria muestran que durante la pandemia (2020) 9 de cada 10 personas se han visto afectadas por un trastorno alimentario que ha impactado negativamente en su bienestar.

De acuerdo con

introducir
una clínica integral dedicada a optimizar la salud física, mental y emocional de las personas con complicaciones relacionadas con la dieta, uno de los sistemas más afectados es la salud reproductiva y sexual, pero uno de los menos visitados.

“La alimentación es fundamental para el bienestar de todo ser vivo, todos los sistemas dependen de ella, cuando existe el Trastorno de la Conducta Alimentaria (DE) o una nutrición inadecuada, se compromete la salud sexual lo que puede desencadenar enfermedades como el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), Disfunción eréctil, infertilidad y problemas emocionales. Pero a veces a la gente no le importa, por lástima o porque no creen que sea importante”, dice. Jimena González, nutricionista especializada en metabolismo clínico y dieta proteica, fundadora de Clínica Imagine.

Según la clínica, la falta de nutrientes como vitamina B, isoflavonas, fibra y hierro, entre otros, puede afectar los niveles hormonales de testosterona y progesterona. Un ejemplo de esto es la disminución de la ovulación en la mujer y los problemas de fertilidad tanto en hombres como en mujeres.

Also Read :  Las obras del nuevo centro de salud del Barrio Jesús culminarán en octubre

Además, el neurotransmisor serotonina, conocido como la hormona de la felicidad, también se ve afectado por una nutrición insuficiente. Por ello, para mantener una buena salud física y mental es importante contar con un seguimiento nutricional especializado y un programa especial, esto se logra a través de tratamientos integrales.

La dieta diaria de quienes no aportan los nutrientes necesarios afecta emocionalmente y también sexualmente, esto afecta evocando a González afirma que “cuando tienes problemas con el control de peso, las hormonas progesterona y testosterona se ven afectadas. Esto afecta no solo internamente sino también a nivel espiritual, ya que se presenta a la mente una imagen corporal distorsionada y causa problemas emocionales como la distorsión de la imagen corporal y la baja autoestima.

Lo que comemos habla de salud sexual

Una dieta rica en grasas y pobre en nutrientes no es la única que afecta las hormonas; Los problemas relacionados con el control del peso también repercuten en la salud sexual y, a su vez, en la nutrición y la salud mental. En las palabras de Rubén Casillas, Nutricionista y empleada de Imagine, “La forma en que comemos afecta directa e indirectamente varios aspectos de nuestra salud, incluida la salud sexual. Cuando los alimentos que ingerimos son deficientes en vitaminas y minerales, grasas saturadas o demasiada sal, se pueden producir episodios de disfunción sexual.

Also Read :  Ayuda de Elche a Guinea-Bisáu por la salud visual

Se ha mencionado que ciertas hormonas se ven afectadas por dietas que no aportan nutrientes, y no comer o tener acceso limitado a los alimentos también afecta la condición física y mental. Tanto la obesidad como la anorexia y la bulimia corren el riesgo de sufrir desequilibrios hormonales, problemas de embarazo en la mujer, ya que el eje hipotálamo-pituitario-gonadal es la parte del cerebro que se ve afectada debido a los hábitos alimentarios irregulares y/o trastornos en exceso viene la desnutrición y esto provoca infertilidad en los trastornos alimentarios.

González afirma que “los trastornos de la conducta alimentaria (DE) como la bulimia y la anorexia también provocan una condición llamada amenorrea, la ausencia de un período y, en consecuencia, pocas oportunidades para un desarrollo hormonal adecuado. El 90% de los pacientes que acuden a la consulta con un problema de conducta alimentaria y tras un tratamiento multidisciplinar (que incluye apoyo nutricional y emocional) consiguen una recuperación satisfactoria.”

Also Read :  Amazon Web Services (AWS) escoge a DexCare para su Iniciativa de Equidad en Salud

Supervisión multidisciplinar para superar problemas nutricionales

Los diagnósticos requieren de estudios especializados para conocer el tratamiento integral más adecuado. Por eso, existen alternativas multidisciplinares, como la Clínica Imagine, que propone utilizar un cuestionario que lleva el nombre de las áreas de la salud: digestiva, emocional, nutricional y hormonal. En cada sección se da un resultado de la condición física de una persona, luego de la evaluación se conoce la condición del paciente.

Un acompañamiento especializado brinda herramientas para ayudar a combatir condiciones como la obesidad, los trastornos alimentarios y otras condiciones que dañan el cuerpo tanto física como emocionalmente. La revisión y atención frecuente de estas enfermedades requiere un seguimiento por parte de especialistas, así como tratamientos específicos que sean los más efectivos y funcionales para cada paciente.