Las tres áreas que España reclama ante la ONU para ganar 500.000 km² de extensión (aunque una tropieza con los planes de Marruecos)

Hay más en España de lo que parece. Hay un dicho que dice que lo que tenemos frente a nosotros es solo la punta del iceberg. En otras palabras, el iceberg es enorme. podemos ver su punta y un gran porcentaje de su masa total está bajo el agua. Nuestro gobierno afirma algo así. hay uno que vemos y, como cantaba Héroes del silencio, sumergió Iberia.

España pretende añadir a su superficie otros 500.000 kilómetros cuadrados que yacen bajo las aguas del Océano Atlántico. Para ello, debe “demostrar científica y técnicamente que el área sumergida es una extensión natural del área inducida”. La expresión es del capitán Luis Miguel Rioja, en declaraciones de EFE.

Es necesario demostrar científica y técnicamente que el área sumergida es una extensión natural de la que fue creada”.

Junto al Ingeniero Técnico del Arsenal Juan Luis Sánchez y el Cabo Primero Hidrógrafo Eduardo Paul forman un equipo del Instituto Hidrográfico Naval (con sede en Cádiz) implicado en esta “batalla” por hacer España más grande (literalmente). En esta tarea también trabajan técnicos de la Oceanografía Española y de los Institutos Geológico y Minero de España.

200 millas náuticas y zona económica exclusiva

Todo comenzó en la década de 1980. La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar incluyó en su artículo 76: los estados ribereños tenían derecho a reclamar una extensión de 200 millas náuticas que históricamente califican desde su costa como Zona Económica Exclusiva (ZEE). La ZEE española (ZEEE) cubre una superficie de 1,2 millones de km2, que es más del doble de la superficie terrestre de nuestro país.

Exploración, conservación y explotación de la plataforma continental (fondo y subsuelo marino) dentro de estas primeras 200 millas náuticas de la ZEE, incluidos los derechos de explotación de los recursos acuáticos, como la pesca. El artículo 77 estipulaba que esa área puede extenderse hasta 150 millas náuticas más. Ya no incluyen el derecho a explotar los recursos hídricos.

En 1999, las Naciones Unidas publicaron unas directrices científicas y técnicas que los estados deberían utilizar para probar la superficie sumergida que afirmaban. Se dio un plazo de diez años para la presentación de solicitudes, que luego se prorrogó debido al número de solicitudes.

La zona económica exclusiva de España tiene 1,2 millones de km2, que es más del doble de la superficie terrestre de nuestro país.

El Capitán Rioja resumió para el profano en qué consisten estas directrices de la ONU, es decir, cómo se justifica la ampliación de la plataforma (área). Hay dos fórmulas, pero su resultado no puede exceder las 350 millas de la costa o cien millas después de superar una profundidad de 2.500 metros.

Imagen del barco BIO Hespérides
Imagen del barco BIO Hespérides
NAVAT – Archivo

“El primero se basa en la distancia y lo reconoce como territorio propio del país sesenta millas desde el pie de la pendiente. Este pie es el punto que se encuentra en la parte baja de la ladera, que está en contacto con la llanura abisal”, explicó. diario gaditano. La otra fórmula es más técnica y basada aspectos geomorfológicos y geológicos. “Debe mostrar que el espesor de la roca sedimentaria en ese punto es mayor al uno por ciento de la distancia al pie más cercano de la pendiente”, concluye el capitán.

Also Read :  Iñigo Urkullu: Compromiso nacional, reconocimiento internacional

Tres peticiones españolas desde 1999

Desde entonces, en 1999, España ha presentado tres expedientes de ampliación de su plataforma continental, que sumarían casi 500.000 nuevos kilómetros cuadrados. Sólo uno de los tres ha sido resuelto hasta ahora.

Es la llamada FISU, territorio en el norte de Galicia: 79.000 km2. La petición fue enviada a Francia, Gran Bretaña e Irlanda. La ONU dio el visto bueno, y ahora los tres países deben dividir esa área.

ONU da el visto bueno preliminar a 20.000 km2 de 50.000 peticiones en el noroeste de Galicia

En 2009, España presentó otra propuesta a algunos Un área de 45.000-50.000 kilómetros cuadrados en el noroeste de Galicia “fuera de España”. Pero no fue hasta 2019 que la ONU convocó a la selección española a comparecer ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, un panel de 21 expertos internacionales, que tiene entre manos más de 90 peticiones, además de las españolas.

La quinta visita de la delegación española fue en octubre, y la semana pasada fue fructífera La ONU ha preaprobado unos 20.000 km2 del total reclamado, incluido el monte Finisterre. El próximo encuentro entre Rioja, Sánchez y Pablo será el próximo febrero sede en Nueva York y puede ser la última. Se calcula que “podemos confirmarlo dentro de uno o dos años”.

Also Read :  Turismo en Baleares | Los aeropuertos generan este año más del 20 % de los beneficios de AENA

¿Cómo se obtienen los datos?

  • Todas las unidades hidrográficas utilizadas por el Instituto Hidrográfico Naval para procesar y adquirir datos del fondo marino tienen una señal de profundidad multicapa que consta de cientos de haces individuales. Cada uno de ellos da una medida de profundidad. De esta manera, a medida que el barco avanza, se obtiene un ancho de barrido en ambos lados. El barco se mueve a lo largo de líneas paralelas que son asistidas por equipos de posicionamiento de alta precisión y cubren todo el lecho marino. Toda la información recolectada es luego procesada para corregir errores debido a olas o movimientos causados ​​por el vuelo de la nave. Tras pasar por una serie de controles de calidad y filtros, se contrasta con mediciones anteriores antes de pasar a la edición final.

Los argumentos técnicos, geomorfológicos y geológicos se basan en datos de la Zona Económica Exclusiva realizados por el Ministerio de Defensa en 2001 y 2009 y, en particular, campañas especiales de medición realizadas en 2005 y 2008 con el buque Hespérides.

La ampliación, que Marruecos aprobó en 2020, incluirá parte de las aguas de Canarias, que España solicitó a Naciones Unidas en 2014.

Una tercera solicitud de España se formalizó en 2014. esta en el sur en las islas canarias y es enorme en términos de superficie. Hay varios 296000 km2 una plataforma continental sumergida que se extiende al oeste de las islas.

La tercera solicitud de España se enfrenta a Marruecos

Pero aquí nos topamos con Marruecos. El país vecino publicó en marzo de 2020 dos leyes que amplían su frontera marítima a España y el Sáhara, incluida su Nueva demarcación de las aguas demandada por nuestro país ante la ONU.

En concreto, en dos reglamentos, Marruecos definió sus aguas territoriales en 12 millas, demarcó su zona económica exclusiva en 200 millas y decidió ampliar su plataforma continental hasta 350 millas. Más allá de la cuestión saharaui, que ya no le importa a nadie La ampliación incluirá parte de los 296.000 km2 que España solicitó en 2014..

El problema es que no hay tantas balandras continentales para cada país”.

“El problema es que no hay tantas plataformas continentales para cada país. Por lo tanto, las autoridades internacionales tienen la última palabra, luego de las negociaciones entre los países, aclaró en ese momento. 20 minutos Nicolás Navarro, Catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Las Palmas.

Una reconstrucción artística de cómo serían las fronteras marítimas de cada país.
Una reconstrucción artística de cómo serían las fronteras marítimas de cada país.
henar de pedro

La importancia de esta expansión fronteriza es la riqueza que se esconde bajo el mar. Concretamente en la zona disputada entre España y Marruecos hay metales de gran valor para la industria tecnológica, como el telurio o el cobalto, entre otros. Los estudios muestran que el área tropical del Monte es el depósito de telurio más grande conocido hasta la fecha, y es aquí donde la expansión de Marruecos se superpondrá con las Islas Canarias.

Los trópicos están en aguas internacionales, A unas 250 millas náuticas de Canarias y fuera de la AELC española. Según el Instituto Geológico y Minero de España, es una prolongación de la “abuela de Canarias”, una cadena de montañas marinas.

Entre los 21 expertos de la comisión de la ONU, que decide que hay un marroquí

El gobierno le resta importancia, pero resulta que está entre 21 expertos La Comisión de las Naciones Unidas sobre los Límites de la Plataforma Continental es marroquí. Tal y como dijo el Ejecutivo este octubre, en la respuesta parlamentaria, la comisión está formada por “21 miembros, que fueron elegidos sobre la base de una justa representación geográfica”.

Se trata de Miloud Lukili, abogado marroquí, firme defensor de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental y sus aguas, según informa el diario canario El dia. En teoría, como prefiere subrayar el Gobierno español, “los miembros de la Comisión no participan en los asuntos relacionados con su país”.

Mientras la ONU está escuchando y decidiendo que en febrero pueden tomar una decisión sobre la petición española en el noroeste de Galicia, pero no en Canarias, Los gobiernos español y marroquí han negociado. Que se sepa que lo hicieron en mayo pasado sin ningún resultado.

Source

Also Read :  EY España incorpora a 600 nuevos profesionales en sus distintas áreas de negocio

Leave a Reply

Your email address will not be published.