Las rebeldes alegan motivos de salud para no volver a la selección con Vilda


Alexia Putellas con el Balón de Oro aplaudido por sus compañeros. / episodio

Putellas se suma a los 15 internacionales que se enfrentan a la FEF al asegurar que la situación actual está “afectando de forma importante” a sus estados anímicos y puede derivar en “lesiones no deseadas”.

Ignacio Tyco

Las 15 jugadoras de la selección que se han negado a jugar con España mientras Jorge Vilda sigue al frente de la selección absoluta femenina también han aducido ahora motivos emocionales y de salud. Sin necesidad de convocar al técnico, dejaron claro en el correo que los futbolistas enviaron este jueves por etapas pero de forma casi continua a la sede de la Federación Española de Fútbol en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

En este documento presentado por la SER, los internacionales detallan que la situación actual de la selección española, de la que son muy conscientes según el presidente Luis Rubiales, está afectando gravemente a su estado anímico y por tanto a su salud. Por ello, subrayan su imposibilidad de ser jugadores elegibles y piden “no ser citados hasta que se revierta esta situación”.

El primer grupo de quince rebeldes está formado por seis jugadoras del Barcelona: Patri Guijarro, Sandra Paños, Mapi León, Claudia Pina, Aitana Bonmatí y Mariona Caldentey. Ainhoa ​​Moraza y Lola Gallardo del Atlético de Madrid; Nerea Eizaguirre y Amaiur Sarriegi de la Royal Society; Leila Ouahabi y Laia Aleixandri, del Manchester City; Ona Batlle y Lucía García del Manchester United y Andrea Pereira del Club América de México.

No hay jugadores del Real Madrid en esta lista de correo, aunque ocho estaban presentes en la última llamada de Jorge Vilda, ni las jugadoras del Barcelona Alexia Putellas, que lleva toda la temporada con una lesión en la rodilla, e Irene Paredes, que también es la capitana del equipo nacional y actuó como portavoz en la amenaza de motín anterior. Tampoco Jennifer Hermoso, la otra gran futbolista española, aunque ahora milita en el Pachuca mexicano.

READ:  Las mejores historias cortas de Stephen King que merecerían su propia película

Putellas, por otro lado, se unió a sus compañeros rebeldes el viernes por la noche. A través de un comunicado publicado en sus redes sociales, no se echan atrás pero acusan a la FEF de haber publicado un mensaje privado con información referente a la salud de los jugadores. Niegan chantajes, niegan haber pedido la libertad de Vilda y aclaran que no han renunciado a la selección en ningún caso, pero que no serán citados hasta que “situaciones que afecten el estado emocional, personal, el rendimiento y por ende los resultados afecten la selección y puedan resultar en lesiones no deseadas.

Insisten en que quieren una apuesta sólida por un proyecto profesional que tendrá en cuenta todos los aspectos para sacar el máximo rendimiento a un grupo de jugadores con los que creen que “se pueden conseguir más y mejores objetivos”. Aseguran que quieren lo mejor para la FEF, el equipo femenino y para ellas mismas “sin entrar en guerras públicas”. Y advierten a la FEF que no permitirán la “infantilización” que observan en sus mensajes.

calvario sin precedentes

Los futbolistas han lanzado un calvario escrito que va incluso más allá que a principios de este mes, cuando la gran mayoría de los jugadores convocados para los choques contra Hungría y Ucrania ya reclamaban implícitamente la destitución del técnico. Apareció Jorge Vilda, luego se separaron los capitanes, y al parecer hubo un compromiso de ambas partes con Rubiales para dialogar, rectificar lo que se hizo mal y darle la vuelta a la situación. Pero lejos de cerrarse, la grieta se ha ensanchado y sangra.

Este tipo de planes, sin precedentes en la historia del fútbol español, ha desatado un nuevo terremoto en el fútbol femenino, dejando en una encrucijada al presidente Rubiales y a Jorge Vilda. La situación es muy delicada. Si ceden a las demandas de los futbolistas, los rectores federales han sentado un precedente muy grave. Y si sigue el ritmo del numeroso grupo de jugadores internacionales, el nivel de España se resentirá y cualquier concentración se desarrollará con un ambiente irrespirable.

La asociación no da rienda suelta a su asombro, impotencia y enfado ante esta actitud de los futbolistas. Insiste en que “no permitirá presiones” y reitera su apoyo al técnico. “Este tipo de maniobra está lejos de ser ejemplar y está fuera de los valores del fútbol y del deporte y es perjudicial”, dijo en un comunicado.

Además, el organismo que disputamente gobierna Luis Rubiales advierte que la no concurrencia a una selección puede ser sancionada con una pena de dos a cinco años de inhabilitación, aunque aclara que no llegará a ese extremo. En cualquier caso, destaca que se nombrarán aquellos jugadores que estén comprometidos “aunque sean todavía jóvenes”.

para pedir perdon

“Este hecho ha evolucionado de una cuestión deportiva a una cuestión de dignidad. La selección no es negociable. Es una situación sin precedentes en la historia del fútbol, ​​tanto masculino como femenino, en España y en el mundo”, subraya la federación, que también deja claras sus condiciones para el regreso de los recalcitrantes deportistas con La Roja. “Los futbolistas que han presentado su dimisión solo volverán a la disciplina de la selección si aceptan su error y piden perdón”.

Coincidentemente, el enfrentamiento se produce una semana antes de que Vilda anuncie una nueva convocatoria de la selección para los amistosos contra Suecia (7 de octubre) en el estadio Nuevo Arcángel de Córdoba y Estados Unidos cuatro días después en el Sadar de Pamplona. Ana Álvarez, responsable del fútbol femenino de la FEF, ya ha adelantado con cierta ironía que los deseos de las rebeldes serán concedidos y no estarán incluidas en esta lista. La Copa del Mundo en Australia y Nueva Zelanda el próximo verano está en el horizonte.

Megan Rapinoe.

Rapinoe apoya a los descarriados

Megan Rapinoe, probablemente la futbolista más mediática del mundo, compartió un mensaje en sus “Stories” de Instagram para mostrar su apoyo a los quince jugadores que han renunciado a la selección española después de que Luis Rubiales no respaldara la destitución del entrenador Jorge. Vilda había aceptado.

“Tienes un decimosexto jugador a tu lado en Estados Unidos”, compartió Rapinoe con sus más de 2,2 millones de seguidores en esta red social.



Source link