Las mujeres científicas de Tierra del Fuego

El polo sur es ahora uno de los centros de investigación más importantes del planeta porque es la puerta de entrada a la Antártida, donde llegan científicos de todo el mundo. Forbes viajó a Magallanes para conocer a quienes están cambiando el paradigma de la mujer en la ciencia.

La mujer ictiosaurio

En mayo de 2022, se encontró un fósil de un ictiosaurio hembra embarazada, llamado “Fiona”, en el glaciar Tyndall, ubicado en el Parque Nacional Torres del Paine. Fue el primer reptil marino extinto de su tipo que se encontró en su totalidad. Se estima que hace entre 129 y 139 millones de años. La noticia, reseñada por agencias internacionales, dio la vuelta al mundo.

Era el líder de la expedición. judith moreno (40), paleontólogo de la Universidad de Magallanes y oriundo de Porvenir. Fue la investigadora principal de otros importantes descubrimientos paleontológicos, y además de “Fiona”, encontró más de 50 fósiles de ictiosaurios en el mismo glaciar. “El glaciar está perdiendo mucha masa de hielo debido al cambio climático. Y a medida que cae el hielo, caminamos y encontramos a los dinosaurios debajo del hielo”, dice.

consulte con Forbes Respecto a la diferencia que siente Pardo en este viaje y los anteriores, lo primero que me viene a la mente es que “fue organizado y dirigido por mujeres. Esta es la primera campaña en la que participan más investigadoras que colegas hombres”.

Judith Pardo. Foto: Rodolfo Jara / Forbes Chile

Desde pequeña salía todos los días a Porvenir a recolectar insectos, troncos y huesos. “Me di cuenta de que me gustaba mucho todo lo relacionado con la anatomía estructural de los animales. Magallanes es una región con muchas expansiones territoriales y actúa como laboratorio natural. Tiene un gran potencial, los fósiles están por todas partes. Faltan investigadores que vengan a trabajar aquí y se queden. Muchos de ellos vienen del exterior por temporadas, pero debe haber gente permanente aquí y más infraestructura para los laboratorios”.

En ese contexto, uno de los proyectos que el científico chileno quisiera desarrollar en el futuro está relacionado con centros satélites para promover la paleontología en la zona. “Es tan difícil ir de un lugar a otro de la región, que mi idea es desarrollar centros satélites: en Puerto Williams, en Natales y dos más en Tierra del Fuego, uno en el norte y otro en el sur. Me encantaría poder hacer eso y tener investigadores y salas de exposición en cada centro para el público. Siento que tiene la responsabilidad de animar a la gente y a los jóvenes a trabajar en esto, para impulsar el desarrollo de la paleontología en este campo”, afirma.

Muchos equipos de mujeres acompañaron a Judith Pardo a descubrir a ‘Fiona’. Está el geógrafo Jone Mungia; Erin Maxwell, Cristina Gascó y Catalina Astete Gándara. el chileno Miguel Cáceres, director del Museo de Historia Natural Río Seco; y Héctor Ortiz, biólogo, así como el paleontólogo Jonatan Kuluza, de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara (Argentina).

Also Read :  Qué es el tecnoestrés y cómo manejar los riesgos físicos y emocionales que genera la tecnología

Educación ambiental a través del Santuario Bahía Las Lomas

Una de las reservas naturales más australes de Chile es el humedal costero Bahía Las Lomas, en Primavera, Región de Magallanes. Es una de las zonas de concentración invernal de especies migratorias más importantes del continente, con una superficie de 58.946 hectáreas.

La Universidad de Santo Tomás es una de las casas de estudio que lleva 20 años investigando la zona, realizando censos y monitoreos ecológicos. “Las rutas de migración, tanto del Pacífico como del Atlántico, son sitios muy importantes para conservar. Hay especies que han viajado por el planeta para venir aquí a descansar y alimentarse”, explica la encargada del programa de Educación Ambiental del Centro de Investigación Bahía Las Lomas, Paloma Pereira.

“Mi motivación es crear un vínculo entre las personas y los ecosistemas para proteger las especies y las comunidades. La protección de unos es la protección de todos”, dice.

Paloma Pereira. Foto: Rodolfo Jara Forbes / Chile

Lea también: Nuestra revista | ¿Por qué hay tan pocas mujeres al frente de start-ups chilenas?

Guardianes del rey pingüino

Alrededor de los años 50 del siglo pasado, había una familia de Conradh na Gaeilge Cecilia Durán propiedad heredada en Tierra del Fuego tras la primera reforma agraria, pero no fue sino hasta 2010 que unos 90 pingüinos rey llegaron al sector de Bahía Inútil para cambiar su plumaje y reproducirse. La llegada de los pingüinos llamó la atención de los transeúntes, quienes intentaron tocarlos y tomarse selfies, quedando solo ocho de los 90 ejemplares que quedaron en el lugar.

Ya en 2011, llamando de puerta en puerta y tras recibir varios ‘no’, Cecilia y su hija, aurora fernandezgeneró una iniciativa de conservación privada con arqueólogos, veterinarios y personas involucradas en el turismo para proteger y preservar la especie: King’s Penguin Park.

La actuación y cuidado de las mujeres de la zona donde habitan los pingüinos ha ido aumentando paulatinamente la población de estos animales tras el nacimiento de los primeros polluelos en 2013 y la independencia del primer polluelo en 2015. En 2020 el parque cambia de nombre King Penguin Nature Reserva para incorporar formalmente criterios de conservación de la especie, así como para proteger y estudiar la flora, la fauna y la arqueología.

Con la pandemia, la población de pingüinos se duplicó y otras especies de aves también regresaron. “Somos una iniciativa privada de conservación que va camino de convertirse en un área protegida privada con ciertos estándares, para que mañana, si se aprueba el servicio de biodiversidad, el Estado pueda protegernos”, explica Aurora, administradora del Rey Reserva Natural Pingüino. Forbes.

“Muchas mujeres están haciendo un trabajo de investigación, pero no se sabe. Por eso hay que difundirlo y educarlo, incluso desde las escuelas”, dice. Cecilia Durán, el fundador de la reserva. “La pandemia nos ha enseñado que tenemos que respetar lo que tenemos. La flora y la fauna nos están advirtiendo de manera dramática. Vimos cómo se volvían las aves y la aparición de las especies que no necesariamente estaban en el lugar antes, con la salida de la gente”, dice.

Also Read :  Horizon Chase Turbo, King of Seas...

Ni Cecilia ni Aurora tienen estudios científicos. La madre es educadora de jardín de infancia y la hija es arquitecta. Sin embargo, su afán por cuidar el ecosistema demuestra que cualquiera puede generar acciones y acercarse a la ciencia.

Cecilia Durán y Aurora Fernández. Foto: Rodolfo Jara / Forbes Chile

También: Forbes Powerful Women Forum: Las mujeres chilenas toman un rol más relevante en el avance de la ciencia

Una brecha de género que se amplió tras la pandemia

Según la reciente Radiografía de Género en Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación del Ministerio de Ciencia, el 35% del personal científico investigador de Chile son mujeres, lo que sitúa al país en el porcentaje promedio de mujeres investigadoras entre los países de la Organización. de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

El equipo de investigación, que está a cargo de los proyectos de investigación y desarrollo (I+D), es el equipo clasificado “con menor número de mujeres en Chile”, según el informe.

Las brechas de género también se observan en los salarios promedio que reciben los doctores que trabajan en las universidades. “Esto aumenta a medida que las personas envejecen, ya que los hombres ganan un 17% más que las mujeres cuando tienen entre 25 y 39 años. Esta cifra se eleva al 23% para las personas de 55 a 70 años”, explica el documento.

Por otro lado, Fondecyt, uno de los principales instrumentos de financiamiento de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, verificó que al comparar el porcentaje de mujeres que logran financiar sus proyectos de investigación según áreas de conocimiento, las brechas de género varían entre distintas disciplinas: mientras que el 49% de los proyectos de investigación se adjudican a mujeres en el campo de las ciencias médicas y de la salud, en el campo de las ingenierías tecnológicas alcanzan el 29%. En total, durante 2021 solo el 38% de los beneficiarios de este beneficio fueron mujeres.

Also Read :  La Colorful RTX 4090 iGame Neptune tiene un consumo máximo de 630W

“La evidencia muestra que las investigadoras enfrentan barreras en términos de acceso a financiamiento público para investigación, desarrollo profesional y acceso a equidad salarial”, una estadística que se ha agravado con la pandemia, según Radiografía.

En cuanto a las dificultades que ha visto Pardo como mujer en el ámbito científico, la mayoría de ellas están relacionadas con el apoyo -sobre todo para las que son madres-, la diferencia salarial que existe con respecto a los hombres, y el acoso sexual en el ámbito laboral. “Afortunadamente nunca he tenido ningún problema, pero conozco a algunos compañeros que han sufrido acoso en el trabajo o en el campo. Hay que detenerlo ahora”, dice.

Nayat Sánchez-Pidirector de Inria Chile —el Instituto Francés de Investigación en Ciencias Digitales y Tecnologías Digitales—, reveló que Forbes “Además de las brechas profesionales y técnicas, hay un tema multicultural. Hay una cultura que no considera la ciencia como una actividad de mujeres. La participación de niñas y mujeres en puestos de liderazgo también es baja. Es algo histórico: poca consideración a las opiniones de nuestros científicos, diferencia de salarios, menor acceso a canales de comunicación formales o informales para tener espacios de visibilidad”.

En este contexto, Sánchez-Pi dice que hay que desafiar su estatus y aprender a vivir en tiempos en los que hay que caminar por todas las líneas finas, romper todos los techos de cristal y ganar en los espacios.

No te pierdas: Forbes Powerful Women Forum: ¿Cómo ha afectado la pandemia a las mujeres en STEM y cómo podemos recuperar el tiempo perdido?

el medico Lea Cabroljefe de investigación y representante en Chile del Instituto Francés de Investigaciones para el Desarrollo, estudia la biogeografía microbiana, o sea, cómo se distribuyen las bacterias por el océano austral.

Para el científico, la investigación en la región es “fundamental” porque las zonas polares son las más expuestas al cambio climático y “allí veremos las primeras respuestas a los cambios globales”. Y el papel de la mujer es y será crucial en la investigación en este campo.

“Históricamente, este papel no ha sido reconocido al nivel que corresponde, por ejemplo, con grandes ‘descubridores’, como sucedió incluso con el trabajo de Rosalind Franklin sobre la estructura del famoso ADN sin atención. Si bien aún queda mucho por hacer hacia la paridad y la igualdad, creo que la situación está cambiando, dándose más reconocimiento al papel de la mujer en la ciencia, y por ello el deseo de estudiar para desarrollar y sustentar la ciencia y la nutrición. sentido de legitimidad en la escuela primaria y las niñas en edad escolar.

Leer Cabrol. Foto cortesía

Nuestra revista |  Mujeres Poderosas de Chile, 2022



Source

Leave a Reply

Your email address will not be published.