La Superliga del Barça es la Liga Europa | Deportes

Barça y Juventus, dos de los tres impulsores de la embrionaria categoría de la Superliga, muestran cada vez más el terreno de sus sueños. Económicamente, claro, pero también deportivamente, porque necesitan conseguir un estatus en una cancillería que no se merecen hoy en día cuando todo se limita al fútbol, ​​el fútbol puro que de vez en cuando se rebela contra la nomenclatura y su condición de estrella. Los dos clubes deben proteger en palacio lo que ahora no pueden garantizar sobre el césped.

Maldito y amnésico como es, el fútbol no siempre entiende de hurling, así que con varios rivales plebeyos de por medio, es posible que algún aristócrata caiga de la Copa de Europa y acabe en las catacumbas de la Europa League, nada que ver con el brillante mundo de la celebridad. El Barça, que ante el Bayern no logró rematar a puerta el Barça por tercera vez en trece meses -como antes ante el Bayern y el propio Benfica-, está ahora abocado a un torneo suburbano. Un tránsito donde abundan los rivales del que sólo pretendía escapar con una Superliga a la carta, sin descensos, básicamente un espacio cerrado sólo para supuestos dominios. Peor es para la Vecchia Signora, que tiene que jugarse un puesto en la popular Europa League con el Maccabi Haifa, su verdugo en Israel. Este Barça que Joan Laporta ascendió de vuelta con una hoja gigante ante el Bernabéu lo ha hecho mejor que toda la familia Agnelli: al menos ha ganado al Viktoria Plzen, su única victoria hasta ahora en esta Champions. Una Champions desconocida para Lewandowski, su abanderado. Para el polaco, tres derrotas en cinco partidos, tantas como las que registró en el Bayern en 43 partidos. Solo el Real Madrid, los principales patricios de la Superliga, están actualmente sujetos a una torre de vigilancia para reclamar un torneo reescrito para la realeza europea. Sobre todo cuando en Barça y Juventus ve un peligro que no se puede descartar cuando se trata de fútbol sangriento.

Also Read :  Álex Márquez: “No tener voz en el proyecto me ha dolido” | Deportes

El golpe azulgrana, la pifia del Atlético y la patada del Sevilla se pueden enmarcar como fenómenos individuales. Ante los que apuntan a un descenso en la Liga tras la marcha de Cristiano y Messi, hay que destacar que la Real ha sido campeona de campeones sin CR. Y el Barça, con Messi de trovador, se quedó seco en Europa durante seis años seguidos, algunos de ellos atroces. Esta liga es la misma liga que la temporada pasada no sólo cobijó al campeón de Europa y al mártir de la gloriosa Premier (el Madrid fundió Chelsea, City y Liverpool). El United estuvo en la cuneta ante el Atlético, que el City resistió de milagro. “Por cierto, hace apenas seis meses el Villarreal derrotó al Real Bayern que aplasta, aplasta y aplasta como el Barça que hace una semana venció”, dijo el Villarreal. El fútbol y sus ganadores.

Also Read :  El talento senior y el inicio del camino del deporte femenino
Penalti fallado por Carrasco.
Penalti fallado por Carrasco.jaime villanueva

Los problemas de Barça, Atlético y Sevilla se limitan a Barça, Atlético y Sevilla. Los tres han sido batidos por el fútbol, ​​séptimo en el Calcio (Inter), tercero en la liga belga (Brugge), 15º en la Bundesliga (Bayer Leverkusen) y octavo en la miserable liga danesa (Copenhague). A los españoles, tres caídos en primera ronda por primera vez en la historia de la Champions, les ha faltado competitividad. A un Barça sobrevalorado con sus veraniegas manillas de neón, a un Atlético más cholista en la vocación que real y a un Sevilla que vendía tan bien como siempre pero compraba peor que nunca.

Si se suma el Atlético, que aún no ha podido garantizarse un puesto en la Europa League, España tendrá cinco representantes en la Copa de Europa de los jueves. Una liga que distrae de la belleza de la liga doméstica, con viajes pesados ​​los jueves y pocas horas para el inicio del domingo. Un azote para el Barça visionario de la divina Superliga, que renunció al Bayern escudado por una multitud que vitoreaba y con menos expectativas que sus antepasados. Vía de escape para el decepcionado Metropolitano y Nervión, que al menos saben lo que es llegar a lo más alto de la Europa League y cuyo afán nunca fue suscitar partidos de élite. Hoy es tu turno de aceptar tu realidad. Como el Barça, aunque resiste e invoca como nunca a una Superliga de plutócratas para mantenerlo a salvo de estos sobresaltos. ¿Por qué no suponer que el encanto inigualable del fútbol es que haya casos como los de este Barça o esta Juventus, o los del Sheriff, el Shakhtar, el Maccabi Haifa…? Es el fútbol del pueblo.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

leer sin limites



Source

Leave a Reply

Your email address will not be published.