la salud como derecho y no como negocio


Los datos de agosto, deteriorados desde julio, no dejan lugar a dudas. El número de personas añadidas Lista de espera, alarga el plazo de la consulta inicial en las distintas especialidades y aumenta el malestar de las personas. Del gobierno de navarra Pretenden normalizar esta situación inaceptable. Un claro ejemplo de ello es el desarrollo del discurso de nuestro Ministro de Sanidad, quien en 2019 habló de un plan integral de listas de espera y con el paso de los meses y años, durante la pandemia, minimizó las metas hasta declarar en 2022 que “esperar para cirugías como aceptables”. Por su parte, la presidenta Chivite está aludiendo al “bromista de la pandemia”, como si el origen de este problema no estuviera ya en las raíces.

READ:  Sanidad activa Unidades de Control de la Demora en los 24 departamentos de salud para reducir la lista de espera

Como una cuestión de hecho, el cortoplacismo con el que la clase política servicios públicos gestionados está en el origen de problemas como el aumento de las listas de espera sanitarias, ya que es la falta de previsión e inversión en recursos tanto humanos como materiales lo que nos ha llevado a esta situación. En lugar de depender de políticas de mediano y largo plazo Atención primaria, salud mental, salud pública y ocupacionalse apartó un camino de la prevención de enfermedades y la promoción de la salud.

Por otro lado, ha facilitado un más que generoso trato otorgado a la red privada a lo largo del tiempo a través de convenios y la llamada colaboración público-privada. El sector privado se fortalece a expensas del erario público. De hecho, mientras constantemente aludía a ella Escasez de profesionales médicos. En el origen de muchos de los problemas de nuestro sistema público de salud (listas de espera entre ellos), inexplicablemente seguimos financiando la red privada, favoreciendo así la contratación de personal médico en este sector. Deberíamos dejar de inyectar fondos al sector privado y redirigirlos a la sanidad pública para revertir este proceso y poder optimizar el rendimiento de las infraestructuras sanitarias que ya tenemos: quirófanos, consultas, pruebas diagnósticas… y contribuir así a reducir listas de espera

READ:  Ministra de Salud, Carolina Corcho, dice que el actual sistema de salud no es favorable para los hospitales públicos

La cooperación entre los sectores público y privado no es posible porque Tus intereses están en conflicto.. Frente a esto último, la salud pública busca defender la salud como bien individual y colectivo. Vemos como imprescindible un cambio radical en el modelo sanitario hacia un enfoque integral, preventivo y comunitario, alejado del afán de lucro y de fórmulas privatizadoras. Nunca mejor dicho, al grano. Con esto en mente, nos gustaría animar a la gente a apoyar la Iniciativa Legislativa Popular para la Recuperación del Pueblo. Sistema de Salud Pública que ya está al borde del sprint final y quiere, entre otras cosas, acabar con la privatización (https://recuperatusanidad.org/). Porque queremos y merecemos una salud con personal comprometido, una población consciente y una infraestructura capaz de hacer justicia al derecho a la salud.

READ:  Reforma a la salud: el sistema debe tener una vocación preventiva - Salud

*Esta carta está firmada por: Rubén Oneca Erro y Mikel Saralegi Otsakar Sección Sindical de la CGT/LKN en Osasunbidea



Source link