IPVCE, ya no es antes – Periódico Invasor


Estudiar en una escuela vocacional siempre ha tenido su atractivo. Al menos así era hace 10 años cuando me retiré del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Cándido González Morales, con una carrera universitaria por delante y la enorme culpa de elegir las letras sobre las ciencias. Luego, el monograma rojo y azul se mostró con orgullo y un motivo mejoró hasta una décima parte, porque estar entre los “mejores” no exigía menos.

Una década después, mi exprofesor, que sigue luchando contra el tiempo y formando generaciones, me dice que ya no es lo mismo, que quedan pocos de la “vieja escuela” fuera del aula y que los chicos no tienen casi nada que hacer. llevarlos con ellos a los de antes, lo cual es lógico cuando, como dicen por ahí, las generaciones se parecen a su época. Pero no se refiere al talento que todavía traza estos pasillos, sino a la tenacidad y la devoción por el estudio que alguna vez fueron una tradición y ahora amenazan con ceder.

Also Read :  Postuló dos veces antes, no se rindió y hoy el peruano Bruno Wong trabaja para Amazon | Noticias

Ojalá esa fuera la única preocupación, no en vano la atención al IPVCE vuelve a ser una prioridad en el sistema educativo cubano. Hace tiempo que la apertura de los institutos preuniversitarios de la ciudad marcó el antes y el después de aquí, en una competencia que ha llevado tanto a estudiantes como a docentes y en la que ha primado la formación profesional, perdiendo, porque la cercanía al hogar es un Ventaja evidente, hoy más que nunca que la concesión de una beca supone un gran sacrificio para los alumnos y sus familias, que no siempre es posible y que además no están dispuestos a aceptar. Este es un panorama no ajeno a otros centros del país, pero este se lleva la peor parte si, como señaló la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez tu última visita de la zona, es la de menor matrícula a nivel nacional, con solo 287 alumnos de un aforo de 480, y los números muestran una de las urgencias para los próximos cursos escolares: para que haya más, pretenden entrar sin esto significa una reducción en la demanda y la calidad.

Also Read :  ¿Qué famosos se han declararon pansexual?

Más allá de los años y los cambios, no siempre a mejor, si hay algo que permanece inamovible es la determinación con la que surgieron estas escuelas a partir de la década de 1970: moldear hombres de ciencia. Por eso, es una buena noticia que en la provincia se promuevan importantes convenios de trabajo con empresas, organismos e instituciones ligadas fundamentalmente a la investigación, como la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez, conexiones que pueden contribuir mucho al interés por profesiones con perfil científico. Es de agradecer que por fin se esté interiorizando que la FP involucra por igual a las organizaciones empresariales que más acaban beneficiándose y que deberían implicarse como tales.

Sin embargo, la escasez de docentes se ha convertido en un obstáculo que hace aún más difícil no renunciar a la voluntad inicial. Y si bien alternativas como la contratación por horas y el aumento de la carga horaria les han permitido asegurar la cobertura de matrícula, a su vez les han imposibilitado tener docentes dedicados únicamente a formar a los alumnos para las competencias, otra de las deudas de la Escuela Vocacional de Avila, que no puede darse el lujo de renunciar a su potencial, sobre todo porque la provincia hasta la fecha no tiene estudiantes en el Centro Nacional de Formación. Con recorridos diarios y turnos de noche, otro debe ser el trato de estos maestros que tienen la misión de capacitar a jóvenes talentos si realmente desea garantizar la existencia continua de una facultad de calidad que es más que lujosa pero correcta.

Also Read :  La Junta se enorgullece de que la selección de Fútbol Sala juegue en una región que se presenta como espacio privilegiado para eventos deportivos

Con los estudiantes que han cambiado sus métodos de aprendizaje, existe la necesidad de transformar los métodos de enseñanza, y como los tiempos han cambiado, también debe haber diferentes perspectivas y estrategias que eviten que se conviertan en un estudiante preuniversitario con monograma, y ​​realmente queremos el compromiso. mantenida para ese futuro de científicos que una vez vimos allí.



Source link