Fútbol: Liga Femenina y mercado | Deportes


La Liga de Fútbol Profesional Femenina (Liga F) fue un legado póstumo de Irene Lozano, que anunció cuando dejó el CSD. Le acompañó en la ocasión la vicepresidenta Carmen Calvo, que también se jubila. Su deseo de dejar una huella visible de su fugaz actividad en el CSD más allá de lo ficticio Paz de Viana, con el más noble de dar un impulso decisivo al fútbol femenino como conquista de valor simbólico. Hace una generación, el fútbol en España y en casi todas partes era dominio masculino. Afortunadamente, las mujeres han ido ascendiendo en todos los puestos durante algún tiempo y el fútbol podría considerarse el último en términos de deporte. ocho mil Corona

Pero por un lado está el propósito, por otro lado el mercado. Nuestro fútbol femenino todavía no anda flojo, aunque Gol lo trajo a casa no hace mucho. Casi todos los grandes clubes ya tienen equipo y el Barça ha ganado incluso la Champions, pero aparte de las grandes ayudas gratuitas o los gastos simbólicos en determinados días, los siguientes son pequeños, al igual que los recursos que genera.

Also Read :  Deportes. Las actividades deportivas de la Diputación baten récord de participantes y llegan a todos los municipios

La existencia oficial de una F-League genera malentendidos. La estructura no la crearon los clubes, que en buena medida se contentaron con vivir al cuidado de LaLiga masculina, sino el CSD, que propuso 17 millones para los tres primeros años, además de una aportación de 16 para el primero de estos. para instalaciones. Todo un esfuerzo del estado teniendo en cuenta que la dotación anual de deportes de base como el atletismo o la natación no llega a los 5 millones al año… y tienen mujeres también. Pero el CSD tuvo que redimir la promesa que Carmen Calvo e Irene Lozano dejaron sobre la mesa.

DAZN ofrecerá las retransmisiones y apuestas 7 millones, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que la primera RFEF no llega ni a la mitad. Pero los derechos del fútbol masculino en España son 1.900 millones, vaya diferencia. Los casilleros son prácticamente inexistentes. Este año se esperan 8 millones de un patrocinador que está poniendo en peligro la huelga de árbitros porque nadie quiere asociar su imagen a una pelea. En definitiva, los ingresos reales son 7 + 8 = 15 millones, más unos pedacitos publicitarios que pellizcan a los clubes. La suma no llega a la mitad de lo que mueves. El resto son subvenciones estatales o pérdidas de los clubes implicados, que lo hacen por conciencia social y con la esperanza de surtir efecto.

Also Read :  Shakhtar - Real Madrid | Champions: Y Nacho no va a estar en el Mundial...

En ese contexto hay que ver el gol del árbitro, en realidad un remate de Rubiales. Enojado porque la F-League se formó fuera de los muros de la federación, ha lidiado con el espíritu de bloqueo con lo que tenía a mano: los árbitros. Al final, se resolvió con 25.000 euros para el principal y 14.000 para los viajes secundarios, dietas y viajes especiales además de un fondo para el día de su jubilación.

Enhorabuena a los beneficiarios, pero el salario mínimo para los futbolistas es de 16.000 euros. Algunos ganan más, pero en esa cantidad ronda la mitad de todos, y de hecho el promedio es de 22.000. Entonces los futbolistas ganan menos que los árbitros. Con esa referencia afrontarán el próximo trato y veremos qué pasa entonces. Hay 16 clubes en la Liga F, 5 de ellos independientemente, es decir, no hay secciones de un gran club, y hacen saldos a pagar. Para los otros 11, la sección supone un déficit, tanto más asequible cuanto más rico es el club y menos enredadas están las cosas.

Also Read :  Alicante vuelve a latir con los colores blanco y azul en el Centenario del Hércules C.F.

Por lo tanto, temo que la revancha de Rubiales desencadene una inflación con consecuencias imprevisibles. Es una liga de tres velocidades, con los tres grandes, los cinco, en la cima independientemente por debajo y una calificación media de 8. Caldo de cultivo ideal para una fragmentación. Efectivamente, en un entorno tan desequilibrado y sin tradición que lo defienda, existe la tentación de hacer una Superliga europea donde Madrid, Barça y Atlético ganen más y se dejen el resto.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

leer sin limites





Source link