Fiesta cultural y debate político   | Feria Internacional del Libro de Rosario


Con más de 360.000 visitantes, el Feria Internacional del Libro de Rosario completó su edición más masiva hasta la fecha, un récord que se evidencia en las enormes filas para firmar ejemplares o asistir a conferencias y homenajes, y en las fuertes ventas, un 40 por ciento más que el año anterior, y el evento como evento cultural posicionó a la fiesta sin salir del escenario social, político y ecológico como discurso inaugural Claudia Piñeiro denuncia el “ecocidio” que sufren los humedales del Delta del Paraná y que deja a Rosario sin aire para respirar.

Este año la agenda de la feria, que ya lleva 24 ediciones, con una media de 25 actividades por díaen el que desde las diferentes estancias del Centro Cultural Fontanarrosa y a través de actividades encarnadas por figuras de la literatura local y nacional, se realizaron mesas multitudinarias y charlas sobre la Copa del Mundo, la defensa de los humedales, el género de autoayuda, política, teatro y feminismo.

Con 57 librerías y puestos editoriales, 300 escritores e intelectuales Invitados y un recinto ampliado que incluyó amplios espacios al aire libre, todos con entrada gratuita, el “Festival de las Letras de Rosario” atrajo a más de 360.000 visitantes, duplicando las visitas anteriores, marcando un hito en su historia.

La afluencia masiva de público se reflejó en muchos de los homenajes y conferencias, donde la carpa de 400 asientos se llenó y cientos de lectores se vieron obligados a seguir las actividades en una pantalla gigante en el patio del recinto ferial, que se convirtió en un auditorio improvisado. de dónde Con bebidas y snacks, ningún visitante se perdió el día a día de la feria.

Also Read :  ¿Cómo se contagia la viruela del mono?

las conversaciones de Pedro Saborido, Rep, María de los Ángeles “Chiqui” González, Cecilia Ce, Samanta Schweblin (vía streaming), la actuación teatral de Luis Machín y homenajes a Gerardo Rozín, Angélica Gorodischer, Juan Forn y Roberto Fontanarrosa Según los organizadores, fueron los eventos más convocados, incluidos autores de notoria popularidad como el periodista charlie lopez -Autor de Somos lo que decimos- y escritor Camila Sosa Villada Pasaron alrededor de 5 horas firmando libros y saludando a sus lectores, quienes hicieron cola durante varias cuadras para conocerlos en persona, tomarse selfies y repartir recuerdos y regalos.

Las intervenciones del psicoanalista Luciano Lutereau y el escritor y periodista Reynaldo Sietecase También tuvieron una convocatoria inesperada para la organización y más de la mitad de los espectadores se quedaron sin butacas en los teatros.

En términos de ventas registradas, los editores y libreros apreciaron que vendieron entre 30 y 40 por ciento más que en 2018 y coincidieron en que son números alentadores “en un contexto económico difícil con precios al alza de libros y materiales como el papel”. En ese sentido, los organizadores impulsaron convenios con diversos bancos para generar oportunidades de financiamiento y descuentos de hasta 30 por ciento en compras en puestos de librerías y editoriales.

Also Read :  El consejero de Deportes enreda al tripartito tras su salida del ‘Granca’

Aunque las cifras no son definitivas, el stand que más vendió, por su “diversa oferta” y sus “precios competitivos”, fue el de la Biblioteca Nacional (BN), que cuando participó por primera vez en la Feria de Rosario, abasteció se tuvo que renovar el stock para la gran demanda de sus ediciones.

El coordinador de la feria, Marcelo Scalona, ​​dijo a Télam que “la cantidad de gente que ha pasado por el recinto ha superado las expectativas y como esta también es una feria industrial y las ventas han sido muy buenas, estamos más que satisfechos”.

“Queríamos que fuera una celebración del libro pero también de la cultura rosarina. Que los visitantes entraran a conocer a los escritores y sus libros, y que al salir encontraran una amplia oferta cultural. Hubo gente que pensó que en Rosario no se podía hacer ese tipo de eventos por el estigma de la violencia y la inseguridad, pero se ha demostrado que los eventos populares son bien recibidos por los rosarinos que están felices de apropiarse del espacio público”, señaló. dijo .

Also Read :  Cómo apostar en el equinoccio del deporte profesional estadounidense (NFL, NBA, NHL, MLB)

Sobre el discurso de apertura de Claudia Piñeiro, dijo: “Había cierta sospecha sobre la selección, cierto resentimiento por lo que ella pudiera decir, y tomé la decisión como directora porque estoy seguro de que su gran reputación y su capacidad de hablar nos estaba sobre”. literatura desde su posición política”.

“Claudia, como (Guillermo) Saccomanno en La Rural, recordó la necesidad de un escritor profesional que sea un jornalero y que se le pague”, recuperó Scalona, ​​quien opinó a su vez que el escritor estaba “centrándose en uno de los hechos más dramáticos de la historia”. de la región como ecocidio” y aseguró que “dos días después de su discurso tuvimos represalia con el recrudecimiento de los incendios, que fueron de los peores de los últimos tres años”.

La apertura del autor de catedrales Tuvo un fuerte tono político en el sentido más amplio de la palabra, y se abrió en un racconto sobre las leyes que llevan 10 años esperando en el Congreso para ser sancionadas. A partir de entonces, la feria quedó marcada por sus palabras y durante los diez días que duró el evento, las cuatro pantallas distribuidas por el Centro Cultural Fontanarrosa mostraron leyendas como: “Basta de arder”, “Queremos respirar” y “Humedal”. Ley”. Agradable”.



Source link