El valor de educar para las y los mexicanos

Hoy vivimos en un mundo que está en constante cambio. Vemos avances en ciencia, tecnología e incluso educación; esto a pesar de los desafíos que enfrenta México, afectando al grupo demográfico más vulnerable pero con mayor potencial: los estudiantes.

Siguiendo en esta línea, cabe señalar que según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), durante la última década se han logrado avances significativos en la ampliación del acceso a la educación y el aumento de las tasas de matriculación en las escuelas en todos los niveles, especialmente para las niñas. Sin embargo, hace cuatro años, más de 200 millones de niños estaban fuera del aula.

Debido a la crisis sanitaria derivada del COVID-19 que inició en 2020, fue necesario el cierre de escuelas e instituciones educativas, afectando -según datos del INEGI- a más de 5 millones de estudiantes que se vieron obligados a abandonar las aulas. Por ello, UNICEF informa que 5,2 millones de jóvenes que asistieron a la escuela secundaria superior vieron impactado negativamente su proceso educativo.

Also Read :  Claves para la recuperación de un negocio

Por tal motivo fue necesario recurrir a nuevas estrategias para que los niños y jóvenes puedan continuar con sus estudios, de ahí la alternativa de la educación virtual, desde el preescolar hasta la universidad. Sin embargo, la falta de acceso a la tecnología afectó a un gran número de familias, particularmente a las más vulnerables, culminando en la deserción universitaria temporal o total.

Esto resultó en una caída significativa en los niveles de rendimiento y aprendizaje, lo que provocó un retroceso educativo para el país. En este contexto, nos encontramos en una crisis educativa que está afectando al futuro profesional de las generaciones afectadas.

Para reiterar lo anterior, es importante mencionar que según los resultados recientes de la encuesta realizada por el INEGI: Medición del impacto de COVID-19 en la educación 2020, El porcentaje de mexicanos y mexicanas entre 16 y 18 años que no se matricularon en el ciclo escolar 2019-2020 fue de 24.5%

Also Read :  La contaminación, una amenaza para la salud cardiovascular

Asimismo, cerca del 60% de la población entre 3 y 29 años de edad abandonó la escuela por cuestiones relacionadas con la pandemia, y alrededor del 9% abandonó la universidad por falta de recursos económicos.

En este sentido, fue necesario fortalecer y reforzar la propuesta de iniciativas del sector privado encaminadas a contribuir a mitigar la crisis educativa que vive el país.

Hoy en día, cada vez son más las empresas y ONG interesadas en involucrarse en iniciativas que tengan un impacto positivo en la educación de una forma u otra. Los programas de becas se han convertido en un canal para que los estudiantes mexicanos los apoyen en sus estudios.

El programa es un ejemplo de esto. el valor de la educación, de Constellation Brands México, que brinda oportunidades para que aquellos que asisten a la escuela secundaria y superior mantengan su educación y tengan la oportunidad de avanzar profesionalmente.

Also Read :  Una nueva investigación arqueológica ahonda en la misteriosa desaparición de los neandertales | Ciencia

El apoyo brindado se enfoca en cuatro componentes:

1. Pago de matrícula y pensión alimenticia para estudiantes de secundaria superior y universitarios.

2. talleres entrenamiento para que los jóvenes descubran sus talentos y definan sus proyectos profesionales e ideales de vida.

3. Talleres de desarrollo personal para jóvenes, padres y docentes.

4. Talleres de habilidades para la inserción laboral en habilidades socioemocionales y relacionales, prácticas laborales y oportunidades de empleo.

Estas estrategias tienen como objetivo brindar un apoyo integral a los estudiantes que se han quedado atrás por falta de recursos económicos, desde la definición del programa académico que los acercará a la vida de sus sueños hasta una mejor inserción laboral que facilite su movilidad social.

Tales iniciativas ayudan a garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promueven oportunidades de aprendizaje para todos. Esto ayuda a fomentar el desarrollo de generaciones mejor preparadas para el futuro, lo cual es vital para impulsar a México hacia una mayor competitividad y crecimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.