El peculiar club de Luis Enrique | Deportes


Si bien insiste en innovaciones tecnológicas como colocar un miniparlante en la espalda de los jugadores para que escuchen sus instrucciones durante los entrenamientos, que dirige desde lo alto de un andamio con un walkie, el técnico español afina ahora lo que se puede llamar Luis Enrique Fútbol Club. A falta de dos meses para el Mundial, el técnico gijonés subrayó su perfil como entrenador de clubes en la última alineación antes de la cita de Qatar para ejercer como entrenador. El peso de las actuaciones de los jugadores nacionales en sus equipos es una guía básica, pero también lo es el mérito que han obtenido antes que él. “He traído a muchos de estos jugadores que me reclaman [la prensa] en la selección Le pregunté qué le pedí y luego vi el resultado. pueden volver Por supuesto que pueden volver si vuelvo a ver lo que les pido”, dijo el técnico el pasado viernes tras conocerse la lista. Bajo este argumento se justifica la presencia de futbolistas que no iniciaron la temporada como piezas clave en sus respectivos clubes.

En la lista de 25 convocados para los dos partidos en los que España juega los cuartos de final de la Liga de las Naciones, ante Suiza en Zaragoza el sábado y Portugal en Braga el martes, Luis Enrique ha dejado pistas sobre qué internacionalidades puede ir a la Copa del Mundo sin ser muy utilizados en sus selecciones. César Azpilicueta ha perdido su condición de indiscutible en el Chelsea por el momento, pero se ha ganado su condición de inexpugnable desde la Eurocopa. Para el técnico representa una veta de solvencia defensiva como lateral derecho o como central experimentado y como canterano veterano a la hora de formar grupos. Ferran Torres y Pablo Sarabia, subcampeones de Barcelona y PSG, tienen fe en los goles y en su virtud de ser extremos que pueden jugar por dentro. El caso de Jordi Alba es muy especial. En algunas de sus ausencias de las listas, su nivel fue de selección. Ahora no es un habitual del Barça, pero junto a su abrigo de veterano de guerra se ve reivindicado por la opinión que el técnico tiene de él. Él cree que cuando está en su mejor momento, es uno de los mejores del mundo en su posición. El valencianista Gayá, que se ha perdido sus primeros cuatro partidos ligueros por lesión, también se siente débil. Siempre cedió ante él, entendiendo la importancia de los laterales en el juego de ataque a través de combinaciones. Solo una destacada actuación de Marcos Alonso en Barcelona podría sacar a uno u otro equipo de la lista para el Mundial. Carlos Soler no lo tendrá fácil para atacar a la titularidad tras su paso del Valencia al PSG. Se ha hecho un hueco entre los interiores con su visión del juego y su capacidad para conectar con jugadores de banda y delanteros. También por su llegada desde la segunda línea y por ser un especialista en la ejecución de jugadas a balón parado.

READ:  José Manuel Franco inaugura la Semana Europea del Deporte en el Consejo Superior de Deportes

La incorporación de Marco Asensio tiene mucho que ver con las dudas de Ansu Fati sobre el Mundial y las bajas de Oyarzabal y Dani Olmo. Luis Enrique llevará a Qatar a una de sus grandes apuestas si gana confianza en su juego y cuerpo. De lo contrario, es posible que Asensio no tenga ninguna posibilidad de que sus actuaciones en el Madrid sean más que mínimas y muestren el jugador desequilibrado que el técnico tenía como pieza clave cuando asumió el cargo en 2018.

READ:  Temas del día de EFE Deportes del martes 4 de octubre de 2022

“Nuestro objetivo es buscar jugadores que formen un equipo. Hay jugadores puntuales en un equipo que destacan mucho. En ese contexto, es el número uno del equipo y todos juegan para él y este jugador no defiende y este jugador marca goles. El contexto de la selección es muy diferente, muy diferente. Aquí no se juega para uno, aquí se juega con todos para todos”, advirtió Luis Enrique. Para el técnico, el equipo no debe tener los delanteros que más goles marcan. Lo principal es que se adapten al estilo y requerimientos. En este sentido, no hay caso más significativo que el de Jago Aspas. No baja de los 15 goles por temporada y su fútbol encaja con la idea de Luis Enrique. En el caso de que el problema estuviese en defensa o en presión, sus esfuerzos en el Celta han sido titánicos durante mucho tiempo. Presuntamente perdió el tren de la selección a ojos del entrenador en las llamadas telefónicas que tenía y no le dio lo que esperaba. Lo mismo está ocurriendo con Fabián Ruiz, que se pierde la Eurocopa.

READ:  Eibar: Usuarios del polideportivo solicitan mejoras y cursos en las instalaciones

Luis Enrique tiene en mente un bloque que no diferirá mucho del que anuncia el 10 u 11 de noviembre sobre ir a Qatar. Mientras tanto, los internacionales utilizan la última tecnología para escuchar el guión, del que no pueden salir, a través de los minialtavoces acoplados a las enormes pantallas que instala en el campo de entrenamiento.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

leer sin limites





Source link