¿Ecologismo o negocio? Las peticiones de licencias triplican los objetivos de 2030

La polémica desatada por el ataque insaciable de Javier Lambán y Fernando Samper Llenar de molinos de viento los parajes naturales de Teruel ha puesto al descubierto el lucrativo negocio que supone la protección medioambiental energética en plena concesión pública.

En Libre Mercado ya contamos cómo la empresa Fernando Samperel ex magnate del cerdo convertido en defensor de los kilovatios verdes logró vencer a gigantes energéticos como Endesa en las subastas de energía renovable en 2016 y 2017. La forma en que se adjudicó ese trato permitió que una empresa como Forestalia (cuyos empleados oscilan entre 50 y 200 y sin capacidad para construir una sola planta propia) terminara convertirse en un comprador de permisos para la instalación de megavatios ecológicos. Su objetivo no era tanto construir plantas y ampliar los sistemas fotovoltaicos, sino “colocar” la concesión pública con su evaluación de impacto ambiental obligatoria en terceros.

Y no es para menos. Fuentes especializadas del mercado consultadas por Libre Mercado indican que la valoración de un aerogenerador de nueva construcción es suficiente actualmente Mercado entre 1,2 y 1,7 millones de megavatios. Pensemos en las plantas de Samper, debidamente divididas en parques de menos de 50 megavatios, lo que les permitió obtener la aprobación del informe de impacto ambiental de la Consejería de Gobierno Regional y no de la Consejería de Transición Ecológica. Una vez construidos, cada uno de estos proyectos superaría una media de 74 millones de euros a precio de mercado.

Also Read :  El clima de negocio se adueña de la V edición de Agri’Vrac del puerto de Baiona

consecuencia lógica

Estas cifras, unidas a la alfombra roja que tanto la administración como las plataformas, los medios de comunicación y sobre todo los financistas están impulsando este tipo de proyectos en detrimento de las centrales nucleares o de combustibles fósiles, han disparado una demanda muy por encima de lo que de todos modos ya eran expectativas ambiciosas del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

El sector fotovoltaico español ha 15 gigavatios previstos (GW) de producción en los próximos dos años, tras cerrar 2021 con 4.690 megavatios (MW) de nueva capacidad entre plantas y plantas de autoconsumo, según el informe anual de la Unión Fotovoltaica Española (UNEF).

En concreto, en España se instalaron un total de 3.487 MW de sistemas fotovoltaicos sobre suelo, un 21% más que el año pasado, sin subvenciones ni esquemas retributivos regulatorios.

Also Read :  un tercio de los casos más escondidos son prevenibles

El año pasado se instalaron un récord de 1.203 MW de instalaciones de autoconsumo, duplicando el volumen respecto al año anterior, gracias al crecimiento del sector doméstico, que concentra una de cada tres nuevas instalaciones en España solo por detrás de la industria (41%).

Para este año, el director general de la UNEF, José Donoso, ha asegurado que son “optimistas” y aunque no ha querido dar cifras, augura que el sector superará las cifras de 2021, tanto en plantas in situ como en consumo propio.

A nivel mundial, España fue el Séptimo país en instalar más fotovoltaica en 2021y se mantiene como el noveno con mayor capacidad acumulada de esta tecnología.

En Europa, se instaló un récord de 25,9 GW en todos los Estados miembros, liderado por alemania y españa por delante de países como Holanda, Polonia y Francia.

En el mercado de Contratos de Compra de Energía (PPA) España encabeza los veintisiete con 2.348 MW firmados, cerca del 35% del total, por delante de Alemania (971 MW) y Holanda (586 MW).

Also Read :  Anuncios a pesar de todo

Según datos de UNEF, actualmente hay 2,8 GW (77 plantas) en construcción, 7,1 GW (235 plantas) con licencia urbanística y otros 8 GW (232 plantas) que ya han recibido la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Entonces lo que pasa es esto frente a los 39.000 MW de nueva fotovoltaica previstos en el plan oficial, actualmente hay unos 80.000 MW con trámites procedimientos administrativos ya iniciados y presentados al público.

Y la ambición de los patrocinadores no da tregua: la patronal fotovoltaica y la patronal de la energía eólica (AEE) ya han solicitado una subida del PNIEC de los 50.300 nuevos MW incluidos ahora en el plan a un total de 63.000 MW adicionales, un 26% más.

Estos nuevos objetivos exigidos por la industria, en caso de La fotovoltaica supone más del triple de la capacidad instalada actualmente en Españadonde están en funcionamiento sistemas fotovoltaicos con una capacidad total de 17.700 MW, según los últimos registros actualizados de Red Eléctrica de España, gestor del sistema eléctrico nacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published.