Demencias: once hábitos saludables para prevenirlas


Las enfermedades neurodegenerativas comienzan silenciosamente décadas antes de producir cualquiera de los síntomas que hacen que la persona quede discapacitada. La buena noticia es que un estilo de vida saludable ayuda a prevenirlos.

Demencia: once hábitos saludables para prevenirla


Prototipo de robot para enfermos de Alzheimer FOTO EFE/Wojciech Pacewicz

La OMS estima que más de 55 millones de personas (8,1% de mujeres y 5,4% de hombres mayores de 65 años) viven con demencia.

Se estima que este número aumentará a 78 millones para 2030 y 139 millones para 2050.

A pesar de los datos, la OMS cree que el mundo no está abordando el desafío de la demencia ni actuando adecuadamente para prevenirla.

En España en particular hay 1.200.000 personas afectadas por algún tipo de demencia.

Para reducir el riesgo de padecerlo, la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) recuerda la importancia de llevar un estilo de vida saludable a lo largo de la vida y controlar los factores de riesgo como prevención para reducir los casos de demencia.

“Aunque algunos de los factores de riesgo, como la genética o la edad, están fuera de nuestro control, La prevención tiene sentido en todas las etapas de la enfermedad, por lo que es importante saber que una dieta saludable, el ejercicio y la actividad mental son factores que mejoran la función cerebral y detienen el deterioro cognitivo

Confederación Española de Alzheimer

Es importante señalar que la demencia afecta la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, la aritmética, el aprendizaje, el lenguaje y el juicio.

Also Read :  Salud espera que la Agencia Estatal de Salud Pública en Granada "pronto sea una realidad"

El deterioro de la función cognitiva a menudo acompaña ya veces precede al deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación.

Demencia: once hábitos saludables para prevenirla

Así es como, desde la confederación anterior, sugieren once hábitos saludables para ayudar a prevenir la demencia:

1.- Estilo de vida saludable. Una dieta rica en verduras, frutas y cereales integrales aporta la cantidad necesaria de antioxidantes para contrarrestar los efectos de los radicales libres sobre las neuronas y el proceso general de envejecimiento.

Los ácidos grasos omega-3, que se encuentran en varios tipos de pescado, también tienen una función protectora contra la demencia.

Also Read :  Alimentos prebióticos para mejorar la salud intestinal: estos son sus beneficios

Además, mantenerse hidratado es importante ya que el agua es el vehículo para la mayoría de las funciones vitales.

dos.- Actividad física. El ejercicio y la actividad física ayudan a mejorar la función cognitiva.

Caminar a paso ligero durante media hora al día es suficiente para lograr este objetivo, aunque solo se empiece a una edad avanzada. El deporte también ayuda contra el estrés.

3.- Dormir. Además, el descanso es una parte fundamental del sistema neurológico. El sueño es necesario para que el sistema nervioso funcione correctamente, ya que promueve las conexiones neuronales.

4.-actividad intelectual aumenta la conectividad cerebral. De esta forma, es importante estimular el cerebro a través de diversos métodos como leer, resolver pasatiempos, rompecabezas, juegos de mesa, escuchar música u otros ejercicios mentales que ayuden a aumentar las conexiones neuronales y fortalecer las neuronas, lo que mejora la función cognitiva y la ralentiza. su posible deterioro con el paso de los años.

5.- No Fumar. Fumar es uno de los factores que aumenta significativamente la probabilidad de deterioro cognitivo.

Also Read :  Solo 1 de cada 5 españoles sabe que las dolencias cardiovasculares son la primera causa de muerte en Europa

La exposición regular al humo de segunda mano también aumenta el riesgo de enfermedades del corazón.

6.- Consumo moderado de alcohol. También es recomendable evitar el consumo de alcohol.

Infografía CEAFA

7.- Relaciones sociales. Tener una actividad social significativa es importante para mantener la función cerebral, ya que se ha demostrado que las personas mayores que socializan más tienen menos deterioro cognitivo y, por lo tanto, un menor riesgo de desarrollar demencia.

8º.- automedicación. Plantea riesgos para la salud que en la mayoría de los casos se desconocen.

9.- Salud mental. Inculca las relaciones con el entorno, la percepción del valor personal y la capacidad de cuidar de uno mismo..

10.- higiene oral. Las enfermedades bucodentales pueden desencadenar la aparición del Alzheimer.

once.- Chequeos para personas con demencia Es una medida preventiva para detectar problemas de salud antes de que surjan.

Para el gobierno federal, la prevención requiere que también sea brindada por las instituciones públicas a través de la detección temprana y programas de salud personalizados.

“La prevención de la demencia es fundamental y hay que trabajar en ella, sobre todo en los grupos de riesgo. Comunicar hábitos de vida saludable y factores de riesgo puede incidir en el padecimiento de esta enfermedad y es parte de esta labor de prevención”, concluye el CEAFA.



Source link