De los semáforos de Venezuela a las Olimpiadas de París | Internacional


Kenyer Méndez se enteró de que break dance en la vía siendo atravesada en un cruce con semáforo, entre las ciudades de Caracas y Maracay, con conductores hundidos en el cansancio del tránsito como principales hinchas y el apoyo de unos billetes en sus gorras luego de una actuación de sus acrobacias. Eso es lo que hacen la mayoría de los cultistas. descanso -la Joven— una disciplina que cruza la cultura de la calle y la preparación física y que demostrará sus cualidades deportivas en los próximos Juegos Olímpicos de París en 2024, como otras tendencias que se han integrado en las competiciones para renovar la audiencia de los Juegos.

READ:  Los criptogurús nunca pierden: así diversifican sus negocios para ganar dinero

El keniano de 28 años regresó a Venezuela hace unos meses para visitar a su familia y obtener su pasaporte luego de pasar cinco años como migrante, viajar a Colombia y ganar descanso en Cali, Cartagena y Medellín. Tras su inesperado regreso, consiguió patrocinio para continuar y comienza a despuntar con un equipo de jóvenes para ganarse un lugar en el actual ciclo olímpico. “Emigré hace cinco años cuando vi que las cosas iban a ser difíciles en Venezuela como en 2016. Decidí aprovechar que en Colombia se puede trabajar y vivir enteramente del baile espectáculos callejeros en plazas donde la gente camina y entrena”, dice. “Al mes de regresar a Venezuela conseguí un patrocinio y ahora lo estoy usando para competir a nivel nacional y presentarme internacionalmente, aunque todavía tengo que ir al semáforo para ganar un dinerito extra”.

Qué JovenEl keniano también busca un récord inédito en una de las piruetas clásicas de esta disciplina: el headslide sobre una tabla unida al torso. “Es un movimiento de cuello, pero tengo la resistencia y paso dos o tres horas haciéndolo, y logré moverme de 8 a 15 metros”.

Suscríbete a EL PAÍS para seguir todas las novedades y leer sin límites.

Suscribirse a

Hace como 20 años que hip hopun movimiento cultural del que descanso, fue uno de los pocos en Venezuela. “Éramos unos 60 entre cantantes, DJ, bailarines y grafiteros”, dice Alberto Quintero, quien vivió su juventud en la década de 1990 y ahora, a sus 37 años, entrena a ocho futuros atletas olímpicos venezolanos. “A pesar de que él hip hop Con latinos e inmigrantes en EEUU nació el estilo latino descanso Tardó un poco en llegar aquí, pero luego se creó una corriente que siempre ha sido muy cultural para ser artística y muy artística para ser deportiva”, explica Quintero, quien presidió en Miraflores hace una década la actuación de Hugo Chávez. “El hombre estaba loco”, dice sobre la actuación.

El año pasado, Venezuela se llevó una medalla de plata en su debut en BMX estilo libre con la participación de Daniel Dhers en los Juegos de Tokio, también en una disciplina callejera que durante años desafió las normas de orden público en las ciudades, hasta que se entendió como un deporte y adquirió espacios para su práctica. El grupo que se prepara para París 2024 también está coqueteando con este sueño. Para ello establecieron hace dos meses la federación nacional, han comenzado a competir de manera oficial en el país y planean su participación en eventos internacionales para construir un futuro en la clasificación olímpica.

Como entrenador y defensor, Quintero dice que el descanso tiene muchas calles y poca academia, como él hip hop que contiene. “Pero todos los deportes comenzaron en las calles y luego se organizaron y así fue como nos llegó el mensaje de que la descanso Quería participar en los Juegos Olímpicos. Ahora tenemos cuatro ciclos olímpicos para demostrar si somos un deporte”.

Sigue toda la información internacional en Facebook Y Gorjeoo en nuestro boletín semanal.





Source link