Con moderación, el vino podría ser un aliado de la salud cognitiva en personas mayores


Celia Álvarez Bueno
Investigadora Celia Álvarez Bueno, coautora del estudio

El consumo moderado de vino se ha asociado con un efecto protector sobre la salud cognitiva, particularmente en los ancianos. Así lo demuestra el estudio liderado por María Isabel Lucerón Lucas-Torres y Celia Álvarez Bueno de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) “Asociación entre el consumo de vino y el deterioro cognitivo en personas mayores: una revisión sistemática y metanálisis de estudios longitudinales estudios”, publicado el pasado mes de mayo en la revista científica Frontiers In Nutrition, la tercera más leída y la sexta editorial de investigación.

Este estudio observa una relación inversa entre el consumo moderado de vino y el riesgo de deterioro cognitivo en personas mayores de 65 años, ya que la forma en que se consume el vino es clave para definir los efectos sobre la salud. Es decir, la cantidad, el tipo de bebida, el patrón de consumo o el contexto.

Also Read :  Esta enfermedad tiene potencial para regenerar hígados

Para esta revisión sistemática y metanálisis, los autores buscaron estudios científicos longitudinales publicados sobre el consumo de vino y el deterioro cognitivo en personas mayores (> 65 años) hasta mayo de 2021 y agregaron un total de 46 472 participantes (60 % mujeres). El consumo moderado de vino (hombres: ≤30 g/día de alcohol, mujeres: ≤20 g/día de alcohol) se asoció con un 41 % menos de riesgo de deterioro cognitivo.

La investigadora Celia Álvarez Bueno, del Centro de Estudios Sociosanitarios (CESS) de la UCLM, explica que “el consumo moderado de vino dentro de una dieta equilibrada y saludable se asocia a un menor riesgo de deterioro cognitivo, lo que puede deberse a que algunos de los Los componentes que contiene el vino, como el resveratrol, los ácidos fenólicos y los flavonoides, podrían tener efectos neuroprotectores y antioxidantes, lo que a su vez podría repercutir en la aparición de patologías como la enfermedad de Alzheimer”.

Also Read :  Carreras STEM cuentan con una brecha de género; solo 3 de 10 mujeres las eligen

Y apunta que “nuestra revisión sistemática y metaanálisis demuestra un posible efecto protector entre el consumo de vino y el desarrollo del deterioro cognitivo. Nuestros resultados también respaldan las pautas internacionales que sugieren un consumo de vino de bajo a moderado como el nivel más aceptable”.

Esta investigación se alinea con el subanálisis de otros estudios similares que evaluaron la relación entre el consumo moderado de alcohol y el deterioro cognitivo, y con otras investigaciones que muestran las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de los polifenoles que se encuentran en varios alimentos de origen vegetal, incluida la uva.

Also Read :  Huelva desembarca en Fruit Attraction con su bandera internacional de los frutos rojos

Numerosos estudios científicos demuestran que el vino, siempre que respete y no supere unas pautas razonables de consumo moderado, puede formar parte de un estilo de vida saludable y se ha demostrado que su consumo tiene beneficios para la salud, siempre hablando de adultos sanos. Puede ser dañino cuando se abusa de él, como ocurre con muchos otros alimentos. Por ello, es muy importante distinguir entre un uso moderado y un uso abusivo. Los estudios sobre el vino y la salud no sustituyen al asesoramiento médico profesional.

Fuente: Asociación entre el consumo de vino y el deterioro cognitivo en personas mayores: una revisión sistemática y metaanálisis de estudios longitudinales https://doi.org/10.3389/fnut.2022.863059





Source link