Cochagual, entre pueblos originarios y la tradición agrícola con sus famosos melones | Diario de Cuyo


artesanías de cerámica Son conocidas en la zona de Sarmiento, así como en 25 de Mayo y otros departamentos de la provincia. Tradiciones nativas americanas que enorgullecen a todo San Juan.

Al norte del departamento de Sarmiento ya 53 kilómetros de la ciudad de San Juan se encuentra una importante ciudad llamada Cochagual. La antigua estación sigue representando el punto de partida de los esfuerzos y obras que han permitido el crecimiento de su población y su bienestar. Fue el 7 de diciembre de 1869 que la ley municipal creó el departamento de Sarmiento, integrado por Cochagual, Huanacache, Los Berros, Cañada Honda, Cienaguita y Divisadero. Muchos de sus vecinos coinciden en que los aplazamientos de impuestos de la década de 1990 dejaron buenos resultados aquí, sobre todo en cuanto a la ampliación de las zonas para el desarrollo de la vid, el olivo y el fruto rey de la localidad: el melón. Por estos alicientes y su tradición agrícola, es interesante visitar los sectores urbano y rural de esta ciudad, que se encuentra entre las más atractivas de la provincia, con extensos campos de caña de azúcar y plantas florecientes alimentadas por los canales de riego que siguen su curso. a las carreteras, algunas todavía sin asfaltar, pero cada vez más asfaltadas.

EL FAMOSO MELÓN SARMIENTINO

Como decía, la mejor y mayor cosecha son los melones, que son famosos dentro y fuera de la provincia. Ya se sabe que son los más demandados por los bonaerenses en los mercados porteños. Pero para lograr este producto final, los productores también deben haber pasado por todo, porque hay años que disfrutan del buen tiempo y el brillo del sol, pero en otros el granizo, la lluvia y los fuertes vientos atacan sin piedad.

La producción de melón es tan importante que cada año Sarmiento, y en particular Cochagual, celebra la gran fiesta del melón de la provincia.

APARTAMENTO E INFRAESTRUCTURA

La población local cuenta con diferentes tipos de vivienda y el año pasado se construyeron 49 viviendas para los damnificados por el sismo del 18 de enero de este año, mientras que se continuó hasta llegar a 300 viviendas disponibles para todo el departamento de Sarmiento, parte de ellas en Cochagual. El programa se denomina “Plan Nacional de Vivienda y Rehabilitación del Espacio Urbano y Rural” en la Ruta Provincial N° 295 y Camino Segundino Navarro.

El hormigonado de un puente imprescindible en la localidad, “el Puente Cochagual”, en el límite de Sarmiento y 25 de Mayo, significó el cumplimiento de una promesa hecha hace muchos años que los habitantes necesitaban con urgencia porque ha crecido notablemente y se trata de un ruta productiva que también ve mucha pesca. Se dice que el Sarmientino es “raza de pescadores”.

Los católicos tienen un lugar de ayuda semanal en Cochagual, la Iglesia de San Nicolás de Bari, donde llegan numerosos devotos de diferentes partes del departamento como visitantes de otros departamentos.

TRADICIONES HUARPES

Por otro lado, como sabemos, los indígenas dejan su huella a fuego en la vida de Cochagual, particularmente a través de la comunidad Huarpe, que cuenta entre sus principales líderes o hace referencia a una gran mujer, María Zalazar, luchadora y poseedora de un sabiduría que ha sabido apreciar a través de la lectura y el diálogo constante con otras poblaciones de distintas latitudes del país. Cuentan con la “Escuelita Huarpe” donde cuentan con el apoyo de la Universidad Nacional Mayor de San Juan (UNSJ) y entre varios proyectos realizan el de calentadores solares de agua con profesionales de la Escuela Industrial “Domingo Faustino Sarmiento”. Pero incluso allí se puede conocer la antigua medina, la gastronomía huarpe y el diseño de joyas, apostando actualmente también por el aporte de la agricultura hidropónica, método que permite cultivar plantas con disolución mineral en lugar de la tierra agrícola habitual. Entonces trabajas en una especie de vivero para cultivar pasto, forraje o vegetales.

Las artesanías también llevan el sello de los pueblos indígenas y así conservan técnicas muy antiguas de tejido o artesanías con materiales de la misma zona.

Mediante Luis Eduardo Meglioli
periodista





Source link

READ:  Ana Obregón y su emotiva carta a Julio Iglesias en medio de sus horas más bajas