Cinco investigadores empujan juntos para ganar al cáncer desde Navarra


La ciencia está en su ADN, a pesar de las dificultades para seguir una carrera investigadora en España, uno de los países europeos con menos inversión en este sentido, aseguran. A pesar de todo, agradecen poder dedicarse a su pasión, sentirse privilegiados y no solo arremangarse frente a las pipetas de laboratorio, sino también dar conferencias o ir a colegios. Dar a conocer la ciencia a la sociedad: qué se está estudiando, dónde y cómo se utilizará el dinero recibido. todos de la mano Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)que cuenta con voluntarios investigadores en esta labor de sensibilización social. “Agradecemos a la AECC por darnos esta oportunidad”, señalan.

a los investigadores les gusta María Blanco PrietoProfesor de Tecnología Farmacéutica en la ONU; Rubén Pío OsésDirector del Programa de Tumores Sólidos del Cima; Carmen Berasáin Lasarte Profesora y Directora Asociada del Programa de Hepatología del Cima, donde también trabaja María Arechederra Calderón y que acaba de incorporarse como joven talento Carla Roja González, entre otros; levantarse hoy, Día Mundial de la Investigación contra el Cáncer, para insistir en su importancia y, lo más importante, en su inversión. “Se vuelve a la sociedad. Se ha visto en la pandemia del coronavirus con las vacunas”, dice Blanco.

En este día, la AECC quiere poner sobre la mesa las desigualdades en el acceso a los resultados y avances de la investigación, un problema especialmente grave en los tumores raros y con bajas tasas de supervivencia. Entonces pregunta eso Los tumores con una tasa de supervivencia inferior al 30 % o raros tienen un cribado del 100 %.

LUCHA POR LA FINANCIACIÓN

Sí, se han logrado grandes avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, pero aún queda mucho por hacer. “Hoy se curan más de la mitad de los tumores. Hay que ser optimista”, dice Rubén Pío. Y para 2030 se espera que la curación alcance el 70%, añade Carmen Berasain. Sin embargo, ahora todavía hay tumores con bajas tasas de curación: cáncer de páncreas, cáncer de hígado, tumores cerebrales o raros, etc. “Otros que son muy comunes siguen manteniendo altas tasas de mortalidad, como el cáncer de pulmón”, añade Pío.

READ:  Comienza el '9º Congreso Mundial de Tecnología de Partículas'

El foco de su trabajo es la búsqueda de marcadores diagnósticos que permitan una detección más temprana del cáncer de pulmón y, por tanto, nuevas estrategias terapéuticas. “La única forma de avanzar es investigar y descubrir cosas nuevas. No se detenga y aumente la financiación si es posible”. Y ahí reportan dolores de cabeza diarios.

“Seguimos luchando en las convocatorias de financiación. Siempre se puede hacer más”. El hecho de que exista una entidad privada como la AECC, de la que dependen para una parte importante de la investigación, demuestra que no hay suficiente apoyo, subrayan. “Es necesario, porque si se han hecho avances, luego se deben a la investigación”, añade Carmen Berasain.Los formuladores de políticas deben ser conscientes de esto‘”, enfatiza María Blanco. E insiste en que la pandemia ha demostrado la importancia de este trabajo. “Se han inyectado millones”, dice.

“Si queremos competir con el resto del mundo, ser pioneros e innovar, necesitamos invertir en investigación. Si no, siempre nos quedaremos atrás”, añade Berasain. “Los ejecutivos no piensan a largo plazo. Las estrategias son a corto plazo y no hay una política de gobierno para invertir en muchas cosas, no solo en investigación. Se pierde energía”, dice.

CITAS CIENTÍFICAS

De hecho, una de las preocupaciones de los profesionales, además de recaudar fondos, es que Disminución de las ocupaciones científicas dadas las dificultades para seguir una carrera profesional en condiciones. “Los beneficios no son inmediatos. Son apuestas de mediano o largo plazo”, dice Pío.

READ:  Sociedades científicas avisan que inflación merma recursos para la ciencia - Tecnología

“Ahora es una realidad que exportamos investigadores”, dice Carmen Berasain. “Se invierte mucho en docencia y formación, por ejemplo para tesis, pero luego Los trabajadores calificados se van al extranjero y en la mayoría de los casos ya no pueden iniciar una carrera investigadora”, añade el experto. Al final, es dinero y esfuerzo “que no se devuelve”, enfatiza.

María Blanco hace una declaración similar. Tras realizar su tesis en Francia y trabajar en Suiza, regresó a España. “Estuve años en el extranjero hasta que me llamaron de la Universidad de Navarra en el año 2000”, cuenta. “Ahora ves a los jóvenes y no saben lo que van a hacer cuando terminen su tesis. Las citas científicas caen porque no ven futuro en España”, Dice. Y que la ciencia que se está haciendo en España es “muy buena”, dice Berasain. “Y se agradece mucho a los investigadores españoles”, añade Pío.

CONTINUIDAD, ESENCIAL PARA EL INVESTIGADOR

Coinciden en que la nueva ley científica recientemente aprobada es “insuficiente”. “El dinero es importante, pero la continuidad. Puedes tener gente buena desarrollando un proyecto y cuando hay una convocatoria no dan financiación porque el presupuesto no alcanza”, explica Berasain. “Literalmente dejan de funcionar. No hay seguridad. Tenemos que buscar dinero todos los días para poder trabajar”, ​​añade.

En este contexto de inestabilidad, Carla Rojo González, de 23 años, riojana, licenciada en bioquímica por la ONU y con una maestría en investigación biomédica con especialidad en cáncer, inicia su trabajo de doctorado en el Cima gracias a una beca que le permitirá sus cuatro años de Continuidad. “Tengo colegas que trabajan lo más duro posible; de los camareros. Tengo suerte”, dice ella. “También soy consciente de que tengo que ir al extranjero si quiero investigar más. Veremos si puedo volver. Es difícil”.

READ:  La Federación de Coros de Navarra estrena ‘Zatoz’ para conmemorar el 21 de...

En este sentido, los expertos destacan que las ayudas de la AECC, subvenciones y contratos, son a más largo plazo, lo que permite una mayor continuidad en los proyectos.

DIFUSIÓN DE LA CIENCIA

Por todo ello, estos investigadores dedican parte de su tiempo dar a conocer la ciencia en un esfuerzo por crear conciencia sobre su relevancia. “La investigación que se está realizando es de última generación y no es en modo alguno inferior a la que se está realizando en el extranjero”, dice Blanco. Esta experta centra su trabajo en la nanomedicina aplicada a diversas enfermedades. “Tratamos de dirigir un fármaco solo a las células enfermas. Si tienes un árbol enfermo, puedes prender fuego a todo el bosque. Esto es lo que sucede con la quimioterapia actual. Tratamos de darle fuego solo a este árbol y dejar el resto del bosque”, explica.

María Arechederra, que llegó al Cima de la mano de la AECC, y Berasain están trabajando en el cáncer de hígado. “Tienen poca supervivencia. Se diagnostican tarde y no existen terapias efectivas. Según Arechederra, el objetivo es mejorar el diagnóstico tardío. “Usamos biopsia líquida mediante el uso de la sangre del paciente para identificar biomarcadores y avanzar en ese diagnóstico.” También usan la bilis para la detección temprana de colangiocarcinoma (un tipo de cáncer de hígado). Son ejemplos destacados del trabajo que se está haciendo en Navarra, que en definitiva busca el retorno a la propia sociedad.





Source link