CEOE cree que la Ley de Ciencia son solo “buenas intenciones” y “no reconoce” el papel de empresarios en I+D+i


Los empresarios creen que la financiación en este ámbito se deja a la “voluntad” del gobierno cuando debería estar “escudado” por la ley

SANTANDER, 22 de septiembre (EUROPA PRESS) –

La CEOE considera que la futura Ley de la Ciencia de Cantabria tal y como se propone es sólo un “conjunto de buenas intenciones” y critica que “no reconoce claramente” el papel “relevante” de los empresarios en la I+D+i.

Además, cree que el texto deja a la “voluntad” del gobierno la financiación futura de la investigación, el desarrollo y la innovación cuando es algo que debería estar “escudado” por ley para “salvarlo” de los “recortes”.

Así lo ha afirmado este jueves el presidente de CEOE-Cepyme en Cantabria, Enrique Conde, durante su comparecencia en una comisión parlamentaria para exponer la opinión de los empresarios sobre el proyecto de ley de ciencia, tecnología e innovación que impulsa el Gobierno regional, tramitado en la cámara de distrito.

Según él, la ley contiene en su exposición de motivos un “conjunto de buenas intenciones” que se “desdibujan” a medida que avanza el texto y que “finalmente sólo se materializan en la creación de más empleos públicos”, algo que ha sido censurado.

Además, los empresarios cántabros echan en falta en el texto que se edita una mención “explícita” al papel que juegan las empresas como actores del sistema científico, de investigación y de transferencia de conocimiento y consideran que deben tenerse en cuenta sus “aportaciones relevantes”. considera que las empresas, junto con los colegios profesionales, son “posiblemente” las que más pueden aportar en esta materia.

READ:  Daniela Muñoz y su paso por la Ciencia y la Tecnología

Conde ha defendido que las empresas son “las protagonistas de la realidad industrial de Cantabria y más con la que está cayendo actualmente”, y por ello entiende que las propuestas que hagan deben tenerse en cuenta porque se basan en su experiencia en el “día en la vida cotidiana” son “realistas, funcionales y generan beneficios para todo el ecosistema de investigación”.

Por ello, entiende que las iniciativas de las empresas deben ser “apoyadas” por el sector público porque “responden a necesidades reales y se pueden traducir en proyectos útiles” que “sean rentables y creen valor y empleo”.

Además, dice que la ley también debería fomentar “explícitamente” la colaboración público-privada con financiación, para que las empresas tengan la oportunidad de colaborar con expertos de la ciudadanía a la hora de desarrollar proyectos, lo que lamenta que ha sido el caso hasta el momento en que se trata sólo de la universidad y con complicaciones. Por ello, entiende que estas relaciones deberían articularse de forma más “ágil”.

También pide “seguridad jurídica” y un “marco regulatorio estable y predecible” que facilite a las empresas la investigación y el desarrollo tecnológico.

Y hay, advirtió, empresas que han incursionado en proyectos de investigación que parecían “muy buenos” pero terminaron “perdidos por “la inseguridad jurídica y la lentitud en los trámites administrativos”. Considera que la ley debe prever mecanismos para evitarlo.

READ:  El XIII Plan de Divulgación Científica y de la Innovación de la UJA acercará la ciencia a través de 25 proyectos

FINANCIACIÓN A LARGO PLAZO Y LEGALMENTE “PROTEGIDA”.

Y en cuanto a la financiación, y si bien Conde cree en la ley que hay una “voluntad de convergencia y crecimiento” de la misma frente a “estándares pertinentes”, ha pedido “coherencia” para que pueda estar vigente por un “prolongado período de “Tiempo se mantiene” que hacen posibles los resultados.

También ha pedido “seguridad jurídica” en este ámbito y ha criticado el uso de expresiones como “se buscará o se intentará” al referirse a la financiación en la ley cuando, a su juicio, es algo que no puede “quedarse en ella”. “. un desiderátum” y su cumplimiento debe estar “garantizado por ley”. Por ello, CEOE propone “blindar” el presupuesto de I+D+i “para protegerlo de recortes de gasto”. “La financiación debe ser clara y segura a largo plazo”. resumido.

PROYECTOS Y LÍNEAS ESTRATÉGICAS

Además, como ha dicho, la política de I+D+i debe basarse “en los proyectos propuestos” y no tanto en quién los está realizando, de modo que si hay actuaciones importantes o interesantes para la comunidad, la “financiación” será “la al revés”. para desarrollarlo. En cuanto al volumen de fondos públicos que se destinarán a estos proyectos, considerar qué se debe investigar, qué se está haciendo en otras comunidades para ofrecer lo mismo, ni más ni menos.

A su juicio, y aunque defiende que sólo debe crearse “la estructura justa” para el desarrollo de la ley, cree que debería existir algún tipo de órgano que decida qué proyectos pueden ser interesantes para su desarrollo. También ve “necesario” que estén los empresarios y los sindicatos, no solo los políticos.

READ:  Descubrimiento respalda teoría que la vida en la Tierra pudo "sembrarse" desde el espacio Ciencia y Tecnologí­a

Por otro lado, cree que en la ley o en su desarrollo posterior se deberían establecer “líneas estratégicas” o áreas específicas porque, como dijo, “no podemos innovar en todo” y hay comunidades o países que Cantabria se lleva” gran ventaja” en determinadas áreas de investigación, que dice “no tiene sentido” que Cantabria esté ahora “volviendo a empezar” en estas.

Y en cuanto a la búsqueda de talento cántabro en el exterior, Conde ha criticado la propuesta del Gobierno regional de ayudas de hasta 1.000 euros para los cántabros que regresan a la comunidad porque “se les dice dónde vivir”, en comunidades amenazadas por la despoblación.

UN INVIERNO “MUY FRÍO” ECONÓMICO

Tras exponer su posición sobre la ley, Conde se refirió a la situación actual, advirtiendo que el invierno parece ser muy frío económicamente por los “costes brutales” a los que se enfrentan las empresas y sus trabajadores. Aunque admite que la situación está provocada por la guerra en Ucrania, cree que “aquí tampoco hemos hecho los deberes”.

En este contexto, que cree que Europa, España y Cantabria se verán “muy afectadas” durante dos años, ha pedido “flexibilidad”.



Source link