casi 350.000 negocios están en riesgo de desaparecer


Las pequeñas y medianas empresas continúan luchando por sobrevivir todos los días. Si bien algunos sectores parecen estar comenzando a recuperarse, la mayoría está lidiando con eso. las duras consecuencias de la pandemia, la inflación y el aumento de los costos. Los datos recogidos en los últimos meses son preocupantes, y tanto los expertos como el propio Gobierno pronostican un otoño poco alentador.

Según el nuevo barómetro elaborado por los directores administrativos, en agosto desaparecieron 20.000 empresas y más de 90.000 siguen en concurso técnico. “En enero dijimos que cerca de 300.000 empresas estaban en crisis o al borde de la salida. De momento hay 250.000, pero no porque se hayan recuperado 50.000, sino porque han desaparecido. Pero hay otros 90.000 que están técnicamente en bancarrota. Esto significa que según los datos El número de empresas en crisis ha pasado de las 300.000 de principios de año a casi 350.000. Y eso no ha hecho más que empezar”, dijo a este medio Fernando Jesús Santiago Ollero, presidente del Consejo General de Colegios de Directores Administrativos.

Estos datos confirman la complicada situación a la que se enfrentan un gran número de autónomos que han visto flaquear su negocio durante años y tienen que recurrir a numerosas ayudas y préstamos especiales como los ICO, para los que además en muchos casos se les ha requerido una prórroga para solicitarlo. los plazos de amortización. Como puede deducirse del barómetro en este contexto, El 85% de los emprendedores y autónomos con préstamos ICO han sido bloqueados por los bancos para ampliar esos plazos. Un escollo más al que se han tenido que enfrentar los autónomos.

El 40% de las pequeñas y medianas empresas acaban el primer semestre de 2022 con pérdidas

Tal y como confirma el barómetro elaborado por los jefes de administración, la primera mitad del año no fue positiva para muchos autónomos. De hecho, el 40% de las pequeñas y medianas empresas acabaron el primer semestre de 2022 con pérdidas. 700.000 pymes tienen graves problemas de liquidez y más de 90.000 empresas están técnicamente en quiebra, o lo que es lo mismo, estás en una situación crítica. Solo en agosto habrían desaparecido un total de 20.000 empresas.

“Hasta ahora todo lo que hemos dicho ha sido desmentido por el gobierno, aunque el tiempo nos da la razón. Pero también se da que el discurso del gobierno es que viene un otoño duro, que viene un otoño caluroso. Y no es que venga duro y caliente, es que se avecina un golpe que puede ser fatal para el negocio” explicó a este medio el presidente del Consejo General de Asociaciones de Gerentes Administrativos, Fernando Jesús Santiago Ollero. El precio de la energía, la falta de deflación fiscal y la reducción de la cesta de todos los servicios públicos son las principales causas de esta difícil situación económica que atraviesan en estos momentos empresarios y autónomos.

READ:  Naturama cierra con más de 20.000 visitas y un volumen de negocio de 75.000 euros

“Ahorita están haciendo que el índice de revalorización industrial supere el 40%. Si mezclas 250% de poder con 1,25% de crédito bancario en el IPC, el promedio será diferente, pero el hecho es que 1,25 no tiene el mismo impacto que 250. Un 1,25 bancario es como duplicar el costo de alguien en un momento determinado. tiempo. En cuanto a las empresas, debemos ir a un índice de apreciación industrial superior al 40% en relación al año pasado. Y eso es muy preocupante porque los precios no han subido un 40%, lo que significa que las empresas están teniendo cada vez más pérdidas, en su mayoría en beneficio de otros”, agregó.

“A los autónomos se les paga mal, tarde y nunca”

Todo ello, sumado a los retrasos en los pagos, hace que la supervivencia de las empresas españolas sea una lucha diaria. “Los pagos no se están cumpliendo, tanto por parte del Estado como de las multinacionales. No se pagará en 30 o 60 días. Se paga mal, tarde y nunca. Es un cóctel en el que se hunde el autónomo que ya estaba mal‘ explicó Fernando Jesús Santiago Ollero.

Además, según este experto, en España hay medio millón de autónomos en edad de jubilación. “Son personas que han compaginado su negocio con la jubilación y si te haces una semi-jubilación tienes derecho a una serie de bonificaciones. Si abrir la puerta implica pérdidas o no ganar dinero sino arriesgar tu fortuna, ¿por qué abrir? Te retiras definitivamente, te conviertes en una clase pasiva, no contributiva, que vive del Estado. Por supuesto, Estamos perdiendo medio millón de negocios y eso no se reemplaza con nueva salvia de la noche a la mañana porque no se anima a los jóvenes a iniciar negocios o convertirse en empresarios.‘, explicó el experto.

READ:  El gran negocio del amor

Según directivos, unas 290.000 empresas estarían activas en la economía informal

El pasado mes de septiembre, el Barómetro mostró que el 18% de las pequeñas empresas podría “salir del sistema” si persisten las condiciones de falta de liquidez de las empresas. Un año después, los nuevos datos del barómetro así lo aseguran El 10% de estas pequeñas empresas ya han entrado en la economía informal. “Esta es una de las fechas que más nos preocupa. Casi 290.000 empresas están actualmente en el mercado negro y cuando decimos que salieron del sistema es que están operando en la economía informal. Este está provocando un desastre en el sistema por la competencia desleal que se produce entre estas empresas y quienes casi nunca se quedan en ellas y siguen cotizando y pagando impuestos, a pesar de que lo están pasando mal”, dijo a este medio el presidente del Consejo General de Colegios de Administradores.

“Sin financiación, sin ayudas directas para cubrir el déficit de ingresos de muchas empresas, si los costos siguen aumentando, si las condiciones laborales siguen siendo difíciles, no es de extrañar que muchas de estas pequeñas y medianas empresas hayan decidido salir. las filas obligatorias para bajar. No estoy para nada para esta situación, así que lo estoy. Hago un llamado a nuestros gobernantes a activar mecanismos que permitan a las empresas recuperarseque les den oxígeno, que les bajen los impuestos y así la pasen mal con los que no cumplen”, explicó el experto.

Los autónomos luchan por conciliar renovaciones y refinanciaciones de préstamos ICO

Según el Barómetro, el 25% de las pequeñas y medianas empresas tienen una ICO Covid, y de éstas, el 85% ha tenido trabas de los bancos para ampliar los plazos de devolución recogidos en el Código de Buenas Prácticas. Y es que, algunas empresas le dijeron al Colegio de Gerentes Administrativos que Al solicitar la prórroga de los plazos de pago, los bancos habían advertido que hacerlo significaría ser clasificado como “dudoso”.lo que supondría un gran obstáculo para la obtención de nueva financiación.

READ:  Empresas sostenibles, así funcionan los negocios eco-friendly

“Estamos muy preocupados por este asunto. Si hay una regla que dice que un préstamo puede extenderse, eso no significa que esté en mora, significa que puede hacerlo. Para una empresa que recién comienza a salir de la crisis provocada por la pandemia, la financiación es crucial en este momento. Si se cierran pólizas de crédito o se cierran posibles cartas de crédito como consecuencia de la ampliación de los plazos de devolución de un préstamo ICO, acabaré cambiando el ICO por un préstamo hipotecario o un aval de mi madre, mi hermano o quien sea. necesario”, subrayó Fernando Jesús Santiago Ollero frente a este medio.

El aumento del SMI solo afecta a las pequeñas y medianas empresas

El 90% de los jefes de administración esperan que la situación empeore en los próximos meses, algo que impactará negativamente en el negocio. “La situación no es fácil, todavía tenemos grandes incertidumbres, pero cada vez empeoran ciertas cosas: inflación, tipos de interés, consumo, falta de liquidez, escasez de materias primas, etc. No se trata de crear miedo, se trata de ser consciente de la situación y tomar las acciones que sean pertinentes en el momento.. Dar liquidez, aliviar impuestos, revisar el IVA de algunos productos, encontrar soluciones alternativas a las altas facturas de energía, reducir las presiones de la seguridad social y flexibilizar al máximo el mercado laboral, en lugar de volver a cargar con la subida del SMI”, explicó.

Y es que el aumento del SMI solo afecta a las pequeñas y medianas empresas, según Fernando Santiago. “Si construimos una pirámide de riesgo de los diferentes sectores, en la parte superior de la pirámide están las grandes empresas, las multinacionales y las grandes fortunas con menor riesgo. En el nivel más bajo están los funcionarios y los políticos. A continuación se encuentran los trabajadores de las grandes corporaciones y multinacionales. A continuación se encuentran los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas y los jubilados. Y en el fondo están los emprendedores y autónomos, dueños de pequeñas y medianas empresas. Los problemas empiezan a escalar la pirámide y pronto pueden afectar a grandes empresas y multinacionales”, concluyó.





Source link