anticipa una recuperación de ventas en 2023 mientras dispara su rentabilidad

“Fue un año difícil y desafiante. Empezamos con la predicción de que 2022 volverá a la normalidad y nos encontramos con la guerra en Ucrania. El problema de los chips se agudizó en la primera mitad del año y luego la crisis energética, lo que ha llevado a un escenario de aumento de costes”. Así resumía este año José López-Tafall, director general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). “Ha sido una sacudida que se ha traducido en una tormenta perfecta”, argumentó en un encuentro con los medios.


Los fabricantes de automóviles se esfuerzan por pasar la sostenibilidad con vehículos reciclados o baterías usadas

Los fabricantes de automóviles se esfuerzan por pasar la sostenibilidad con vehículos reciclados o baterías usadas

Además

Este cóctel de factores ha generado dos situaciones. Por un lado, los datos de ventas de autos nuevos y fabricados están lejos de ser pre-pandemia, aunque han mejorado. Por otro lado, los resultados financieros y las utilidades de la empresa son, en la mayoría de los casos, positivos.

En España, el sector del automóvil mide su salud por dos variables: las matriculaciones y la producción. El primero será a finales de este año en 830.000 unidades. Una cifra un 3% inferior a la de 2021 y un 34% inferior a la de 2019, cuando se matricularon 1,5 millones de vehículos nuevos. Pero, de cara a 2023, hay optimismo. “Nuestra previsión es que superemos las 900.000 unidades vendidas. Ojalá revisemos los datos al alza”, aseguró López-Tafall.

No hay normalidad en la fábrica, pero sí mejoras

Si es seguro que el registro mejorará, la producción ya está a la vista. En 2021 se ensamblaron en España 2,1 millones de vehículos y este año se llegará a los 2,2 millones. El fabricante considera una “mejora en los últimos meses”, con un repunte de la producción de casi un 3%. No quiere decir, al contrario, que todo haya vuelto a la normalidad porque aún se confirma la falta de chips. También materiales como el aluminio, el níquel o el paladio, que hasta ahora se importaban de Ucrania o Rusia.

Also Read :  El nuevo Android Auto ya está aquí, así es el cambio que ya disfrutan algunos usuarios

En producción, el fabricante no ha fijado una meta para el próximo año pero, sin fecha, consideran posible volver a los 2,8 millones de vehículos ensamblados en el año anterior al brote. La misma cifra ya se ha conseguido en años anteriores, como en 2017. De hecho, el dato al que aspira ahora la industria está por debajo del alcanzado a principios de este siglo, pues en 2000 y 2003 se produjeron tres millones de vehículos en las fábricas españolas. – fábrica.

Aún está a tiempo de volver a la normalidad ya que todavía hay un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) activo. Esta semana, Seat ha pedido ampliarlo hasta el 31 de marzo de 2023 porque todavía tiene problemas con los semiconductores y distintas materias primas. ERTE que afecta a más de 10.000 trabajadores.

Actualmente, en España hay 16 fábricas, todas ellas controladas por multinacionales extranjeras. El número de plantas lejos de otros países europeos. Por ejemplo, en Alemania -sede de Volkswagen, BMW o Porsche-, a finales de 2021 habrá 42 fábricas; en Italia, 22; y en Francia, 30, según datos publicados por la Asociación Europea de Fabricantes, ACEA.

Esta misma asociación publica cifras de registro en el conjunto de Europa y allí también se aprecia un cambio de tendencia. Si observa los datos entre el 1 de enero y el 31 de octubre, están un 8% por debajo de hace un año. Sin embargo, si solo miras octubre, las ventas de coches han aumentado un 12% respecto al mismo mes de 2021. España está muy cerca de la media europea, con un repunte del 11,7%, pero en Alemania crecieron casi un 17% y en Italia, 14,6%.

Y, en detalle, marca a marca, en toda Europa hay fabricantes cuyas matriculaciones van en aumento. En octubre, Audi aumentó, en toda la Unión Europea, más del 64%. Volkswagen, 37%; y Toyota, 38%. Por otro lado, otras marcas no están corriendo al mismo ritmo. En el mismo mes, Renault y Mercedes se mantuvieron sin cambios y Stellantis (que agrupa a Peugeot, Citroën o Fiat, entre otras marcas) retrocedió un 4,3%.

Also Read :  TCA ampla su rea de negocio de Rockwell Automation al centro de Espaa e Islas Canarias

Meses de espera para recibir el coche

Que el sector de la automoción esté mejorando tras años en crisis no significa que la normalidad haya vuelto plenamente al concesionario. Actualmente, es probable que quien quiera comprar un coche tenga que esperar al menos dos meses para recibirlo, según distintas fuentes del sector.

No ocurre lo mismo con todos los modelos y, en muchos casos, las marcas favorecen a unos sobre otros. No solo porque tienen más atractivo o son más fáciles de vender. También, porque hay modelos que dejan más espacio y son más vistosos. Esto en un contexto de inflación donde los coches nuevos son un 10% más caros que hace un año, según los últimos datos del IPC publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La diferencia de precios y el peso de las ventas de los modelos que ofrecen más márgenes hacen que las empresas automotrices incrementen sus resultados. Por ejemplo, Stellantis obtuvo un beneficio neto de 42.100 millones de euros en el tercer trimestre, un 29% más que en el mismo trimestre de 2021 “que refleja principalmente el aumento del margen de volumen y precio neto”, explicó.

Volkswagen informó que, en el mismo trimestre, su resultado operativo aumentó un 64%, hasta los 4.269 millones de euros. “El resultado fue impulsado por fuertes ganancias, particularmente en los segmentos Premium y Sport & Luxury”, argumentó. “El primero, con un margen del 14% y el segundo, del 19,4%, lo que subraya la continuidad de la disciplina de precios y la buena evolución del margen”.

Otro fabricante alemán de lujo, BMW, informó que, en el tercer trimestre del año, incrementó su beneficio neto un 23%, hasta los 3.180 millones de euros. Destacó el peso de su política de precios y el incremento de sus ingresos, que aumentaron más de un 35% en los tres meses, superando los 37.000 millones de euros.

Also Read :  4 claves para la rentabilidad de los MSP en tiempos de incertidumbre

Todavía quedan unas semanas para cerrar este año pero, si no pasa nada, los fabricantes pueden firmar un año mejor que 2021. Así, las empresas automovilísticas ensambladas en España duplicaron en más de cinco sus beneficios, al pasar de casi 190 millones en 2020 pandemia hasta 1.011 millones de euros.

Críticas al Gobierno por no agilizar el suministro eléctrico

En este escenario de dualidad, los fabricantes de automóviles en España arrojaron flechas al Gobierno por no impulsar la electrificación de la flota móvil, cuando Bruselas ha fijado la fecha 2035 como fecha límite para la venta de coches de combustión.

“Somos vacas, no carros. Los fabricantes son los que empujan”, aseguró López-Tafall a la prensa. “Y las medidas públicas no acompañan, no van al mismo ritmo”.

Anfac calcula que, este año, el mercado español alcanzará las 80.000 nuevas unidades de turismos eléctricos (entre eléctricos puros e híbridos enchufables). Una cifra que supera en un 20% la de 2021, “pero no alcanza el hito de 120.000 unidades marcado para este año y supone solo una de cada 10 ventas del mercado total, abriéndose aún más una brecha con el entorno europeo donde la media eléctrica asciende a 20 % de las ventas totales”.

“¿Por qué Portugal está 10 puntos más arriba si tenemos la misma oferta?” preguntó el responsable de Anfac, que abogó por el fomento de las redes de recarga y la implantación de incentivos fiscales. También, porque la nueva Ley de Movilidad no prioriza, como parece, el transporte público sobre el privado. “No somos Noruega, pero tampoco lo es Gabón. Tenemos nuestra propia dinámica”, dijo.

Source

Leave a Reply

Your email address will not be published.