Aesan | La dieta que recomienda Consumo para mejorar la salud y luchar contra el cambio climático


Entre otras cosas, AESAN propone aumentar la ingesta semanal de legumbres y reducir la de carne

AESAN, organismo del Gobierno autónomo adscrito al Ministerio de Consumo, propone, entre otras cosas, aumentar la ingesta semanal de legumbres y reducir la de carne en un modelo de dieta que no solo cuide la salud de las personas sino que minimice el impacto medioambiental .

Las nuevas recomendaciones nutricionales de AESAN van dirigidas a una alimentación equilibrada, saludable y sostenible. Para ello, el Comité Científico ha tenido en cuenta que el efecto de los alimentos depende no solo de su valor nutricional, sino también de cómo se comen y de los cambios que se producen en el proceso culinario.

El nuevo menú escolar que el Gobierno quiere hacer obligatorio el año que viene: Restricción a carnes rojas y platos precocinados

El Comité Científico considera que la adopción de una dieta variada y equilibrada por parte de la población española se caracteriza principalmente por un mayor predominio de alimentos de origen vegetal y una menor proporción de alimentos de origen animal. Esta es la dieta recomendada por el Departamento de Consumo:

vegetales y frutas

Se recomienda una ingesta mínima de 5 raciones diarias de verdura y fruta, que se pueden descomponer en al menos 3 raciones de verdura al día y 2-3 raciones de fruta al día. El impacto ambiental de las verduras y frutas es bajo. El consumo de jugo de frutas no es un sustituto de la fruta entera.

patatas y otros tubérculos

Las papas y otros tubérculos deben separarse del grupo de vegetales y frutas debido a sus diferentes propiedades nutricionales. Aunque la patata es uno de los alimentos con menor impacto ambiental, se recomienda su consumo moderado, que forma parte del recetario tradicional de nuestro país, primando el consumo de cereales integrales y legumbres como fuente de hidratos de carbono de digestión lenta.

Grano

La recomendación de consumo de cereales es de 3 a 6 raciones al día, dependiendo de las necesidades energéticas de cada persona, y no más de 4 raciones si es necesario restringir el aporte calórico. Es recomendable priorizar los cereales integrales y los productos integrales y minimizar el consumo de alimentos elaborados con harinas refinadas. Algunas de estas raciones se pueden sustituir por el consumo de legumbres para completar la ingesta de hidratos de carbono. El impacto ambiental del grano es bajo.

Fuentes de proteínas vegetales y animales

Se recomienda priorizar el consumo de alimentos de origen vegetal frente a los alimentos de origen animal como principales fuentes de proteína en la dieta. El consumo de proteínas de origen vegetal, principalmente legumbres, debe ser una de las raciones proteicas de las principales comidas del día (almuerzo y cena). La otra ración se puede utilizar para el consumo de pescado, huevos, lácteos o carne.

– Legumbres

Se recomienda un consumo de al menos 4 raciones a la semana, hasta un consumo diario de legumbres como fuente de proteínas y también de hidratos de carbono de digestión lenta, con el fin de reducir la ingesta de proteínas de origen animal y el consumo de cereales no integrales. . En general, los alimentos ricos en proteínas de origen vegetal tienen un menor impacto ambiental que los de origen animal, y de todos, las legumbres son las que menos impacto tienen y además son alimentos asequibles.

– Nueces

Se recomienda el consumo de 3 o más raciones a la semana, hasta 1 ración diaria, teniendo en cuenta que el aporte energético es elevado y debe equilibrarse con un menor aporte energético procedente de otros alimentos. Los frutos secos deben elegirse sin sal, grasa ni azúcar añadidos.

– Peces

Se recomienda consumir 3 o más raciones a la semana, favoreciendo el pescado azul frente al pescado blanco y tipos de menor impacto ambiental.

– huevos

Teniendo en cuenta el alto valor nutricional, los alimentos asequibles y el impacto ambiental relativamente bajo, se recomienda el consumo de hasta 4 huevos por semana.

– Leche y productos lácteos

Por su alto contenido nutricional y facilidad de consumo, se recomienda no consumir más de 3 raciones de lácteos al día, evitando aquellos con azúcares añadidos y alto contenido en sal. Sin embargo, debido al alto impacto ambiental de estos alimentos, se recomienda reducir el número de raciones diarias de leche cuando se consumen otros alimentos de origen animal.

– Carne

Se debe limitar el consumo a un máximo de 3 raciones de carne a la semana, priorizando el consumo de carne de ave y conejo y minimizando el consumo de carne procesada. La producción de carne, especialmente de vacuno y cordero, tiene un gran impacto sobre el medio ambiente.

aceite de oliva

Se recomienda un consumo diario de aceite de oliva para todas las comidas principales del día, tanto para cocinar como para servir. Sin embargo, dada la alta densidad energética, la cantidad debe ajustarse a la meta de calorías de cada persona.

agua

El agua debe ser la bebida principal en una dieta saludable. Se recomienda beber tanta agua como sea necesario y beber agua del grifo o agua corriente siempre que sea posible.



Source link

Also Read :  Una momificación inexplicable provoca crisis en cementerios de Portugal